miércoles 16 de octubre, 2019

«Compañero, la revista» es la publicación en formato papel, oficial del Partido por la Victoria del Pueblo. Constituye la sexta época de nuestro histórico periódico “Compañero”.

Cada número presenta contribuciones a la reflexión de las claves de la coyuntura y aportes a la difusión de un punto de vista crítico, socialista y revolucionario.

Compañero, la revista
Maldonado 1000
11100 Montevideo, Uruguay
tel.: (598) 2909 3315
compalarevista@gmail.com
www.pvp.org.uy

Notas en categoría “Compañero, la revista”91 notas

Descentralización versus procesos recentralizadores: hay que dar la lucha por el poder también

| Fotografía Juan Ángel Urruzola

Entrevista a Eugenio Petit1

Por Brenda Bogliaccini

—¿Qué objetivos tenían vos y el grupo de gente que te acompañó cuando decidiste presentarte para concejal municipal de Carmelo?

—Los municipios son una experiencia —desde el punto de vista institucional— muy joven en nuestro país, vamos por el segundo período. En su momento interpretamos que era un lugar más que interesante para dar una pelea o una lucha inminentemente práctica, porque uno puede tomar una intervención, desde el lugar que le toca actuar como concejal, para las cosas que uno desde el punto de vista ideológico cree profundamente. (más…)

Entrevista con Mónica Cabrera

Por Daniel Gerhard

—¿Cuáles son los principales temas que preocupan al salteño de a pie?

—El salteño está muy preocupado, y eso trasciende al partido político al cual pertenece, por el tema de la falta de fuentes de trabajo. Salto está sufriendo, hace tiempo, una crisis en cuanto a las fuentes de trabajo. No ha habido inversiones que hayan implicado creación de trabajo genuino. 

—¿Qué fuentes de trabajo desaparecieron?

—En Salto el mayor área es el comercial y en el ámbito rural la horticultura. Esta tuvo su inconveniente con el tema de la naranja cuando se empieza a cambiar el tipo de naranja que se exporta. El naranjo demora años en crecer, y al cambiar el tipo de variedad que se exportaba al exterior, tanto a China como Estados Unidos, implicó que se perdieran fuentes de trabajo, porque ahora los países pretenden una naranja sin semilla, para lo cual hay que volver a plantar. Esto es lo último, veníamos de una bacteria a los cítricos, donde se perdió una producción contra el río impresionante. Esa bacteria venía por el polvo, que cruzó el río y hubo que plantar de nuevo. Y la ganadería ocupa muy poca gente. Después nos ha pasado de grandes inversiones con lo fotovoltaico, que trae 8 o 10 millones de dólares, pero que termina empleando una o dos personas en la planta. Después la construcción, si venís verás varios edificios en marcha, eso emplea mucha gente pero por un período de tiempo.  (más…)

Empresas públicas en el marco del desarrollo

por Gabriel Portillo

Para comenzar cualquier discusión sobre el tema de las empresas públicas debemos decir que son fruto de intensos debates políticos, donde hubo avances, estancamientos y retrocesos en la construcción de estas herramientas en manos del Estado. El hilo conductor es la permanencia significativa del Estado a lo largo del tiempo en el desarrollo de los servicios públicos en manos de los entes autónomos. 

A fines del siglo XIX y durante el siglo XX el Estado tuvo que dedicarse a las actividades de administración de servicios públicos asumiendo el rol que hasta ese momento ejercían las empresas privadas, dando nacimiento a un conjunto de empresas públicas que permitieron expandir los servicios al conjunto de la población. (más…)

“El mayor peligro para la humanidad está dentro de la reunión del G20”

por Luis Puig

“Pensamos que este proyecto de ley hay que analizarlo en su contexto. En primerísimo lugar quiero deslindar responsabilidad del pueblo argentino en lo que se pueda llegar a votar hoy, porque el pueblo argentino no solicitó ni el G20 ni que vengan tropas a la región. Ese es el primer elemento que me interesaría destacar, porque bastante drama tiene el pueblo argentino con la situación que está viviendo como para agregarle alguna responsabilidad en este tema. (más…)

La admirable resistencia del pueblo palestino

Por Ruben Elías Dutra1 

Con los dientes. 

Defenderé cada palmo de mi patria. 

Con los dientes.

Tawfiq Zayyad, poeta palestino

Pocas veces en la historia los poetas logran expresar, sintetizar y unificar los sentimientos de su pueblo, como ocurre en Palestina. ¿Cómo podrá Israel someter a ese pueblo, cuando los poemas se han hecho carne en él? ¿Cómo podrá Israel vencerlos, cuando esa voluntad los une más allá de las diferencias políticas que son innegables y más allá de vivir en cualquier punto del territorio de la ex Palestina Británica o en campos de refugiados fuera de sus límites? (más…)

Guerra de maniobras y fascistización en Brasil

Por Ángel Vera

Brasil sufre un contraataque hegemónico de las clases dominantes, un proceso de fascistización y la asunción a la Presidencia de un militarista declarado. Este resultado no solo impone nuevos desafíos a la izquierda continental, los efectos incidirán en la geopolítica mundial. 

Quizás haya sido Fernando Henrique Cardoso, aquel viejo dependentista hoy aliado incondicional del imperio, quien mejor delineó tempranamente la agenda política de la derecha brasileña. El 4 de mayo de 2014 editorializó en el diario O Globo: “Si en el pasado nuestro sistema de gobierno fue llamado ‘presidencialismo de coalición’, ahora es solo un ‘presidencialismo de cooptación’. Yo nunca entendí la razón por la cual el gobierno de Lula insistió en formar una mayoría tan grande y pagó el precio del mensalão. O mejor, puedo entenderla: es porque el PT tiene vocación de hegemonía […]. Y dio en lo que dio: un festival de incoherencias políticas y puertas abiertas a la complicidad ante la corrupción […]. Si, de hecho, queremos salir del lodo que ahoga la política y conservar la democracia que tanto ha costado al pueblo conquistar, ¿vamos a esperar que una crisis mayor destruya la creencia en todo y el cambio no se haga por el consenso democrático, sino por la voluntad férrea de algún salvador de la patria?”.1 (más…)

Si logramos convocar las claves de participación y movilización, ¿qué no se puede?

Entrevista a Oscar Andrade, precandidato a la presidencia por el FA

Por Brenda Bogliaccini

—¿Cómo surgió la idea de la candidatura?
—La candidatura viene al final. Primero fueron las enormes dificultades en la lucha política en América Latina, retrocesos cada vez más notorios. Parte de esos retrocesos eran resultado de factores de afuera indiscutibles: el papel de los grandes grupos económicos, del imperialismo, de los medios masivos de comunicación, del Poder Judicial. Pero hay una parte de las debilidades de los procesos de cambio en América Latina —que sucumbieron estos últimos años vía golpe de Estado parlamentario, vía derrotas electorales en la región—, que con más o menos intensidad o crudeza se ven en nuestro país: las enormes dificultades para traducir avances en la redistribución social y en algunos derechos en mayores niveles de conciencia y poder popular, y las dificultades de la relación entre la base social organizada y la izquierda y el gobierno, en la transformación el Estado para transformaciones más profundas. Algunos de los temas no resueltos por las izquierdas en América Latina también los tenemos con mayor preocupación en Uruguay. Es debemos resolver esos problemas que son de la acumulación social y política, de la construcción de factores de poder ahora, en medio de una circunstancia regional muy dura y de mucha hostilidad de parte del bloque de poder nacional e internacional en Uruguay. (más…)

Luisa Cuesta

| Fotografía Juan Ángel Urruzola

Cuando se produjo la desaparición de su hijo Nebio Melo, Luisa tenía 56 años. Cuarenta y dos años después, muere con la misma interrogante sin respuesta: ¿cuál fue la suerte de su hijo y de todos los desaparecidos?

Esta cuenta no suma números, sino dolor, compromiso y pocas alegrías. Pero son las que forjan la esencia de luchadoras como Luisa.

La muerte de Luisa hoy, la de Tota, de Luz, de María Esther, de Irma, de Blanca y tantas otras, traza la continuidad de un camino de lucha por memoria, verdad y justicia que continuará desafiando el paso del tiempo y la resignación.

_________________

Publicado en el número 10 de la Revista Compañero

Al fascismo no se lo combate con timidez

por Virginia Cardozo

Estamos en la previa a un año electoral que será seguramente difícil y donde los desafíos a enfrentar serán nuevos y no va a ser posible poner piloto automático y seguir adelante. El ya usado “Vamos bien” o “Llevo  certezas” con una lógica de autosatisfacción y mesura no nos arma para responder a la coyuntura actual. 

Al fascismo que crece en la región y que está latente en nuestro país no se lo combate con timidez. A las lógicas rupturistas por derecha sólamente se las enfrenta con la audacia de las imágenes de rebeldía por izquierda.  (más…)

Fragmento de «El segundo sexo», (publicado en compañero, la revista No.6)

Simone de Beauvoir

[…] Verdad es que la división del trabajo por sexos y la opresión que de ello resulta, evocan en algunos aspectos la división en clases; pero no se deben confundir: no hay ninguna base biológica en la escisión entre las clases; en el trabajo, el esclavo adquiere conciencia de sí mismo frente al amo; el proletario siempre ha comprobado su condición en la revuelta, regresando por ese medio a lo esencial, constituyéndose en una amenaza para sus explotadores; y a lo que apunta es a su desaparición en tanto que clase. Hemos dicho en la introducción hasta qué punto es diferente la situación de la mujer, singularmente a causa de la comunidad de vida y de intereses que la hace solidaria del hombre, así como por la complicidad que este encuentra en ella: ella no abriga ningún deseo de revolución, no sabría suprimirse en tanto que sexo; únicamente pide que sean abolidas ciertas consecuencias de la especificación sexual. Lo que aún resulta más grave es que, sin mala fe, no se podría considerar a la mujer únicamente como trabajadora; tan importante como su capacidad productiva es su función reproductora, tanto en la economía social como en la vida individual; hay épocas en que es más útil hacer niños que manejar el arado. Engels ha escamoteado el problema; se limita a declarar que la comunidad socialista abolirá la familia, lo cual es una solución bastante abstracta; ya se sabe con cuánta frecuencia y tan radicalmente ha tenido que cambiar la URSS su política familiar, según el diferente equilibrio entre las necesidades inmediatas de la producción y las de la repoblación; por lo demás, suprimir no supone necesariamente liberar a la mujer: los ejemplos de Esparta y del régimen nazi demuestran que no por estar directamente vinculada al Estado puede la mujer ser menos oprimida por los varones. Una ética verdaderamente socialista, es decir, que busque la justicia sin suprimir la libertad, que imponga cargas a los individuos, pero sin abolir la individualidad, se hallará en grave aprieto por los problemas que plantea la condición de la mujer. […] Y para un socialismo democrático, en el que las clases serían abolidas, pero no los individuos, la cuestión del destino individual conservaría toda su importancia: la diferenciación sexual mantendría toda su importancia. (p. 26).

[…] No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún destino biológico, psíquico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; es el conjunto de la civilización el que elabora ese producto […] (p. 109).


1 |   Simone de Beauvoir, El segundo sexo, Buenos Aires, Siglo Veinte, 1969. 

Pág. 1 de 10
PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==