domingo 25 de octubre, 2020

El espejismo mexicano

Publicado el 25/05/14 a las 11:05 pm

Mil niños muertosPor Jose Luis Fiori.

Pocas personas inteligentes – fuera Inglaterra- siguen prestando atención a las noticias de la monarquía inglesa y a la familia real en pleno siglo XXI. Pero no puede decirse lo mismo de la City británica y sus dos principales órganos de prensa y difusión – el Financial Times y The Economist -que siguen teniendo una importancia decisiva en la formación de las opiniones y de los consensos ideológicos dentro de las élites neoliberales y conservadoras del mundo. La elección de sus temas y el uso de su lenguaje nunca son casuales. Como en el caso reciente de su entusiasmo por México y su modelo de desarrollo neoliberal y su ataque cada vez más estridente al “intervencionismo” de la economía brasileña. Una toma de posición comprensible desde el punto de vista ideológico, pero que no viene siendo confirmada por los hechos.

En 1994, México firmó el Tratado de Libre comercio de América del Norte (TLCAN), junto con los Estados Unidos y Canadá, y en los últimos 20 años ha sido absolutamente fiel al libre comercio, incluyendo su adhesión a la Alianza del Pacífico y a la iniciativa norteamericana de la TPP (Acuerdo de Asociación Transpacífico). Por otro lado, durante el mismo período, México practicó una política macroeconómica y financiera rigurosamente ortodoxa – en particular durante la última década – manteniendo baja inflación, cambio flexible, tasas de interés moderadas y amplio acceso al crédito. Aun así, después de dos décadas, el balance de esta experiencia ultraliberal deja mucho que desear. (1)

Como era previsible el comercio exterior del país creció significativamente durante el período y pasó – en términos absolutos – de 60 mil millones de dólares en 1994 a 400 mil millones de dólares en 2013. Pero durante el mismo período, la economía mexicana tuvo un crecimiento anual promedio, despreciable, del 2,6%, siendo el crecimiento per cápita de apenas el 1,2%. El sector industrial creció de forma sectorial y vegetativa e incluso en las “maquiladoras” fue sólo de un 20%, algo cercano a los 700 mil nuevos puestos de trabajo. La participación de los salarios permaneció en torno al 29% de la renta nacional y la pobreza absoluta de la población mexicana aumentó notablemente.

El modelo mexicano tuvo un desempeño peor que el modelo “intervencionista” y “cerrado” brasileño

Por último, al contrario de lo que se había previsto, la economía mexicana no se integró en las “cadenas globales de producción”; la productividad media de la economía prácticamente sólo creció de forma segmentada y vegetativa y la “inversión directa extranjera” (el principal “premio” anunciado a cambio de la apertura de la economía) no tuvo ningún cambio significativo.

Este balance es aún más decepcionante cuando se compara el desempeño del “modelo mexicano”, con el “modelo intervencionista” de la economía brasileña en el período comprendido entre 2003 y 2012. Según datos publicados por el Banco Mundial (2) y por los ministerios de Trabajo de los dos países, los números y las diferencias son realmente impactantes. Durante este período, el crecimiento anual promedio del PIB brasileño, fue de 4.21 por ciento, el de México 2.92 por ciento. El crecimiento total de la economía brasileña fue de 42.17%, el de México de 29,29%. Las exportaciones brasileñas crecieron a una tasa anual de 6,59%, las de México a una tasa del 5,45 %. El crecimiento total de las exportaciones brasileñas fue de 65.95% y las de México fue del 54,45%. Las importaciones brasileñas crecieron a una tasa media anual del 17,33% y las de México a una tasa del 6,75%. El crecimiento total de las importaciones en Brasil fue de 173.32% y en México sólo el 67.54%.

Por otro lado, la renta per cápita brasileña creció a una tasa anual de 2.84% y en México al 1,42%; el crecimiento total de la renta en Brasil fue de 28,4% y en México fue de 14,26 por ciento; y la participación de los salarios en la renta llegó al 45%, en Brasil y en México al 29%. Durante el mismo período, Brasil creó 16 millones de nuevos empleos formales y México 3,5 millones; y la pobreza absoluta se redujo al 15,9%, en Brasil y aumentó al 51,3% en México.

Por último, (asómbrese) entre 2002 y 2012, la “inversión extranjera directa” en Brasil creció de 16,59 mil millones de dólares a 76,11 mil millones de dólares, mientras que en México cayó de 23.932 millones de dólares, en 2002, a 15.455 millones en 2012! Solamente para terminar la comparación, en 2013 la economía brasileña creció 2,3%, (una de las tasas más altas entre las principales economías del mundo) mientras que la economía mexicana creció 1,1%.

Dicho esto, ¿el elogio de México debe ser considerado un caso de mala fe, fundamentalismo ideológico o estrategia internacional? Las tres cosas al mismo tiempo. Pero lo que importa es lo que dicen los números y la conclusión es una sola: en la última década, el “modelo mexicano” de apertura neoliberal, integración con los Estados Unidos y libre comercio tuvo un desempeño extraordinariamente peor que el del “modelo intervencionista”, “heterodoxo”, y “cerrado” (según el Financial Times y The Economist) de la economía brasileña, junto con su proyecto de integración del MERCOSUR.

Notas:

1) Ver el artículo del ex ministro de relaciones Exteriores de México, Jorge Castañeda: «Nafta’s mixed record», publicado en la Revista Foreign Affairs, de enero/febrero de 2014.

2) www.data.worldbank.org Gráfico disponible en www.bit.ly/S6lUCo

Traducción para www.sinpermiso.info: Carlos A. Suarez.
Tomado de http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=6953

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==