martes 20 de octubre, 2020

Con Carolina intendenta y los territorios como espacios de lucha

Publicado el 23/09/20 a las 11:12 pm

Por Ana Amorós y Álvaro Berro

Hace 150 días que la derecha desembarcó en el gobierno nacional y sus políticas ya marcan consecuencias: el deterioro de las condiciones de vida de nuestra gente.

Asistimos a las elecciones departamentales y municipales en este contexto. La Intendencia de Montevideo y sus ocho municipios son muy importantes como parte de la lucha por la defensa y mejora de las condiciones de vida de nuestro pueblo.

Junto a otros sectores hemos decidido promover la candidatura de Carolina Cosse a la Intendencia, convencidos de que tiene las condiciones para conducir la IM, defender lo logrado, superar errores y pendientes, y proyectar Montevideo al futuro. Entre otras cosas por su capacidad y compromiso de trabajo. Por su liderazgo en Antel y su defensa de lo público. Por su definición de la cercanía y la participación como modo de gobernar Montevideo.

Gabriela Iribarren, Brenda Bogliaccini y Sandro Soba son los candidatos del PVP-Espacio 567 a la Junta Departamental de Montevideo. Por este motivo charlamos con ellos.

¿Para qué sirve un edil?

—Gabriela —La Junta Departamental es el órgano legislativo y de contralor del gobierno departamental

conformada por los ediles y edilas. La Junta dicta decretos (normas con valor de ley dentro de su departamento) y resoluciones, como propuesta del intendente o por su propia iniciativa. Los ediles y edilas son elegidos por la ciudadanía al igual que el intendente o la intendenta en las elecciones departamentales. El cargo es honorario y dura cinco años. Se organizan en un pleno y trabajan en comisiones, que se conforman de manera proporcional a los votos de cada partido. Estas pueden ser permanentes, especiales o investigadoras. El pleno sesiona una vez a la semana.

—Sandro —Sirve, claramente que sí. Debe ser la tarea que contribuya a fortalecer la participación de los habitantes del departamento, para buscar soluciones comunes al desarrollo colectivo para una mejor calidad de vida.

—Brenda —Desde la militancia en barrios y territorial, en mi caso en el Oeste de Montevideo, es clara la importancia de los ediles si están comprometidos con la gente. Además compañeros y compañeras que han estado en la Junta Departamental han compartido con nosotros sus experiencias sobre los múltiples papeles que puede jugar un edil.

Gabriela, tú encabezas la lista 567. ¿Cómo te sientes frente a este nuevo desafío?

—Muy bien, me satisface que mi sector me presente a un cargo electivo, esto nos permite trasladar al nivel legislativo departamental nuestras visiones e ideas para aportar al desarrollo de nuestra ciudad de acuerdo con nuestros principios básicos. Me gusta la tarea de recibir por parte de la gente preocupaciones, planteos y propuestas, y ser vehículo de cercanía con la gente y el órgano departamental. Esto permite hacer realidad estas inquietudes en trabajo de contacto con el territorio con el fin de resolver problemas y lograr avances.

Sandro, nuestra primera pregunta tiene que ver con tus raíces, con esa mochila que debiste llevar desde muy niño al ser hijo de un desaparecido. ¿Qué sientes cuando escuchas hablar sobre tu padre?

—Es muy difícil explicar con palabras lo que siento cuando hablan de mi padre, las emociones y la bronca nos juega malas pasadas y se entremezclan los sentimientos de amor, tristeza y de bronca. Pero también de compromiso, solidaridad y lucha. Su convencimiento de lucha y amor a su familia, imposible de olvidar… De bronca por no poderlo abrazarlo y decirle lo que lo extraño.

Multifacética, incansable Brenda, siempre estás en mil cosas. ¿Para alguien con tantas responsabilidades como tú, creés que esta pueda ser una tarea que sirva para ayudar?

—Sí, además tiene relación con aprendizajes de mi militancia social y territorial en el Oeste de Montevideo, que creo colabora para una perspectiva montevideana general. He aprendido el aporte posible desde la Junta Departamental a partir de la participación en organizaciones sociales de usuarios de la salud, de recuperación y gestión participativa de espacios públicos, de defensa del territorio, de sus costas, del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y de lo rural.

Por ejemplo, en lo ambiental debemos comprometernos con las organizaciones sociales que se plantean la defensa de sus territorios ante el avance de mega proyectos que tienen intereses que no son los de la gente. En este aspecto hay un problema de modelo de desarrollo que será necesario analizar con más profundidad.

Por otro lado, a partir de la descentralización administrativa y de servicios se desarrollaron en técnicos y funcionarios capacidades muy interesantes por su inserción en los barrios y su relación con vecinos y vecinas. En salud ha permitido la expansión de un modelo de atención basado en la prevención y promoción de la salud. Desde ese lugar hay una labor importante realizada, pero también queda mucho por hacer. En nuevos campos de acción como la salud mental, el cuidado de la primera infancia y de niños y niñas, etc. Más ahora con el panorama negativo que podemos prever en ASSE, por los recortes presupuestales y el aumento de usuarios producto de la crisis social.

En relación con el derecho a la vivienda y la ciudad, se ha avanzado con la creación de la Cartera de tierras que será necesario fortalecer y con iniciativas interesantes sobre fincas abandonadas este último período, pero es uno de los aspectos donde hay que ponerle m lectivo un salto en calidad en la propuesta de participación social y su articulación con los municipios y la IM. Hay experiencias y ensayos de gestión participativa de espacios públicos, de participación en la toma de decisiones, de escenarios intersectoriales, multiactorales, de planificación y gestión de la salud, de género, espacios públicos, mucho desde donde partir para plantearnos una transformación que nos permita avanzar.

Todo esto sabiendo que las soluciones son integrales, como siempre dice Gabriela la cultura y la comunicación también son una pieza clave para fortalecer el tejido social y la participación, también para afrontar los problemas de convivencia que en este contexto de crisis van a ser más difíciles, por eso imaginamos la labor de articulación y promoción de los y las ediles como necesaria en todas estas dimensiones.

Desde que el Frente Amplio está en la intendencia se ha logrado cierto grado de involucramiento de los vecinos y vecinas en la cuestión estatal por medio de herramientas como los Presupuestos Participativos y el plan Esquinas de la Cultura, entre otros. ¿Qué opinión te merecen, Gabriela?

—Me parece una herramienta fundamental, porque pone en manos de los ciudadanos y las ciudadanas

las decisiones respecto a las necesidades colectivas, a la inversión en estas, lo cual promueve la discusión y creación de proyectos, que construye identidad y cercanía. Es una herramienta radicalmente democrática que nos parece imprescindible. Tal vez, en cuanto a la diversidad de propuestas, pondría énfasis en que aquellas que no sean posibles de ser realizadas por ningún departamento de la Intendencia de Montevideo sean las priorizadas. En cuanto al programa Esquinas de la cultura, lo veo muy bien porque permite a las personas el acercamiento a la cultura y el arte, brindando formación y permitiendo el desarrollo territorial de estas actividades que constituyen un derecho humano. Pienso que se puede seguir profundizando en esta materia.

La pandemia, sin duda alguna, nos sacudió a todos los integrantes del Uruguay en mayor o menor grado. En el caso de Sandro no puedo pasar por alto su involucramiento social con las ollas populares. Sandro, ¿qué puedes contarnos de esta experiencia?

—Las ollas surgen como una ayuda a la necesidad básica de la gente que es la alimentación. Esa misma necesidad que sentimos de organizarnos para una resistencia, como creación o anhelo y mucha esperanza que tenemos por delante. Es un proceso que permite una realidad concreta de construcción de solidaridad de vecinas y vecinos. Sumado a un gran apoyo de los sindicatos que va más allá de solucionar la parte alimenticia, que sin duda es prioritaria. Esta crisis sanitaria y económica que sufre nuestra gente no es la misma para quienes las pueden costear y para los que pueden llevar adelante las cuarentenas. Es muy diferente a esa otra realidad de los históricamente postergados de nuestra sociedad.

También junto con la creación de las ollas y merenderos solidarios, se está dando la experiencia de organizarse en redes y en una coordinadora de redes. Realmente tenemos que aprender de los vecinos y vecinas y las organizaciones sociales, y fortalecer los vínculos entre IM, ediles, organizaciones sociales y vecinos y vecinas.

¿Por qué te parece que desde un proyecto de izquierda es necesario comprometerse con estos procesos?

Sandro: —Desde un proyecto de izquierda el cuidar y mejorar el tejido social debe ser una obligación, un compromiso. Para de esa forma lograr profundizar la lucha ideológica, esa esencia histórica de la izquierda. Pero aún estamos lejos de lograr el empoderamiento de vecinas y vecinos, sin lugar a dudas, fundamental para seguir profundizando democracia y mejorar las decisiones. Así, seguiremos trabajando en la superación de la fractura social que se expresa en las diferencias de calidad de vida en los diferentes territorios y es un desafío grande y fundamental para nuestra sociedad.

Brenda, sabemos que trabajás en distintos ámbitos. ¿Cómo crees que tu experiencia puede ayudarte en tu futura labor en la Junta Departamental?

—Como decía anteriormente, a partir de la participación en organizaciones sociales territoriales he aprendido a valorar como una parte importante de la vida de las personas se juega en los barrios y territorios. También a conocer las múltiples formas de participación de los vecinos y vecinas en organizaciones sociales que se parecen poco a las grandes organizaciones sociales como el Pit-CNT, FUCVAM, Intersocial feminista, etcétera. Muchos son colectivos no muy grandes, que funcionan en red, pero que expresan necesidades reales, otros agrupamientos surgen para problemas concretos y otros tienen una solidez y permanencia importante. He aprendido que dialogar, tejer y articular entre vecinos y vecinas, organizaciones sociales locales y nacionales, instituciones locales y nacionales, y la Universidad de la República, son aspectos clave para un desarrollo desde lo local, para identificar los problemas reales y trabajar de modo persistente construyendo soluciones colectivamente entre todos los actores. Considero que esta es una de las claves centrales para la izquierda, la profundización de la democracia, hemos construido una base de experiencia, pero es necesario dar un salto en calidad. No alcanza con lo logrado, la creación de nuevos escenarios e institucionalidades de participación en la toma de decisiones, a partir de los ensayos y experiencias diversas, es clave para un mejor desarrollo local y para nuestro proyecto emancipador de izquierda.

Gabriela, ¿cómo representante del arte escénico qué te gustaría impulsar?

—Me gustaría trabajar en los asentamientos, y conjuntamente a la resolución de este problema que abarca a un núcleo duro de pobreza que subsiste en nuestro departamento, llevar la cultura generando centros culturales con capacidad y gestión adecuada para integrar a estos ciudadanos y ciudadanas, que muchas veces ven afectado su derecho al arte y la cultura. Esto con el fin tanto de acercar herramientas de formación para realizar arte y expresarse culturalmente como para recibirla. Y seguir profundizando las políticas de accesibilidad a los bienes culturales existentes, para garantizar el acceso de toda la ciudadanía.

En caso de que logren obtener la banca, ¿en qué comisiones les gustaría participar? ¿Por qué?

Gabriela —En la Comisión de Asentamientos, para garantizar el derecho de las personas a una vivienda digna. En la de cultura, porque lo veo como un eje transversal del desarrollo humano. En la de derechos humanos y desarrollo social, ya que considero imprescindible generar conciencia sobre estos y profundizar en ellos para garantizar un tratamiento equitativo, sin exclusiones, por razones étnicos raciales, identidad de género, identidad sexual, edad, territorio, etc. Para identificar y visibilizar sitios que fueron afectados por el Terrorismo de Estado. En la de nomenclatura, ya que es el contacto directo con la historia y sus referentes en el día a día de la vida de las personas, y para seguir incorporando nombres de mujeres referentes.

Solo un 7 % del nomenclátor lleva nombre de mujeres, por lo que un decreto de la junta departamental establece que tres de cada cuatro nuevos nombramientos sean de mujeres.

En la Comisión de Descentralización y Participación Vecinal, porque creo que el gobierno es con la ciudadanía.

En la de planeamiento urbano, vivienda, obras y servicios, porque entiendo que afecta directamente la calidad de vida de las personas, y es un derecho que hay que restituir, en todos los niveles. Trabajar en la regularización y legislación de pensiones, recuperación de fincas abandonadas, creación de centros de estadía para mujeres víctimas de violencia y personas en situación de calle. En la Comisión de Equidad y Género, porque me interesa la construcción de una sociedad igualitaria y libre de violencia basada en género, donde se supere esta brecha tan profunda de desigualdad. Aportar para que los servicios de atención a mujeres víctimas abarquen todas las manifestaciones de violencia de género, que incluyan niños, niñas y adolescentes, y que estén a disposición los 365 días del año, las 24 horas.

Sandro —Me sentiría muy cómodo en la de descentralización, porque es claramente donde uno podría trabajar para la gente y con la gente, para fortalecer el tejido social.

Brenda —Me interesan varias, la de salud y medio ambiente, descentralización y participación, asentamientos, derechos humanos y desarrollo social. Pero lo acordaremos en equipo en función de las líneas prioritarias que hemos acordado.

Llegando al final queremos preguntarles ¿cómo se puede enfrentar la ofensiva de la derecha desde lo departamental?

Gabriela —Aplicando políticas que contrarresten el desmantelamiento de muchos servicios del Estado, a nivel de políticas sociales, medioambientales, de vivienda, de género, de derechos humanos, laborales y todas aquellas que estén en las competencias del gobierno departamental. Jerarquizar el rol del Estado en cuanto a los servicios públicos de toda índole. Dialogar y escuchar atentamente a la sociedad organizada en el movimiento social, y profundizar todos los mecanismos de democracia directa para la toma de decisiones y resolución de problemas. Tomar como un eje importante el desarrollo cultural de la ciudadanía en su conjunto.

Sandro —Crear vínculos para poder resistir a las pérdidas de salario y recortes que está haciendo el gobierno y la derecha para poder ayudar a sostener una situación que se va a tornar muy difícil para muchos compañeros y compañeras en los territorios.

Brenda —Como dicen Gabriela y Sandro. Con mucho compromiso con la gente, y estando en territorio, insertos entre la gente, buscando caminos con la gente y articulando con la IM en la procura de soluciones reales.

Los invitamos a que nos dejen un mensaje para nuestros lectores.

Gabriela —Debemos lograr reivindicar la política partidaria como una herramienta fundamental para garantizar los cambios que necesitamos y queremos realizar, y asegurar la permanencia de los derechos conquistados.

Brenda —Primero asegurar nuestro compromiso profundo con la tarea. Como dice Gabriela reivindicar el papel de la política partidaria para afirmar el camino de las transformaciones, y profundizar la democracia y la participación social en la toma de decisiones.

Sandro —Nos comprometemos a trabajar con firmeza. Seguir poniendo todo por la superación de la fragmentación social del departamento, que se expresa en la diferente calidad de vida en los territorios, es un desafío grande y fundamental. La Montevideo que queremos es con la gente, con su protagonismo, con su voz. Nosotros creemos en la política y en la militancia con los pies en el barro, en los territorios, entre la gente y con la gente. Porque para nosotros gobernar es luchar.

Deja un comentario



PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==