viernes 27 de noviembre, 2020

Lo que la Ley de Urgente Consideración nos dejó

Publicado el 07/07/20 a las 6:30 pm

Después de dos semanas en comisión y casi 70 horas   de consideración en el plenario de la Cámara de Diputados, quedó aprobado el nefasto proyecto de Ley de Urgente Consideración. Compartimos   las   intervenciones   de   nuestro Diputado Daniel Gerhard argumentando su voto negativo cuando se estaba considerando en general dicho proyecto de ley.

1.- Ante las puertas de un nuevo golpe al campo popular

⦁ Estamos aquí ante las puertas de un nuevo golpe al campo popular, que se explica y deriva de otra derrota de los intereses y derechos de los de abajo, la del año pasado, de los cuales soy corresponsable. Con esa amargura convivo, pero también con la esperanza, de que, en democracia, no hay veredicto permanente y final, y que el pueblo uruguayo a su ritmo y a su manera laudara las injusticias que se establecen y reafirman en este conjunto de Leyes empaquetadas como unidad.

⦁ Esta ley locomotora sin duda que no cayó lejos del árbol, es fruto de un Ejecutivo de derechas, con una mirada determinada de la sociedad, y que más allá de matices, y más allá de personalismos, comparten grandes pilares ideológicos, morales, e intereses. Y por ello aquí las manos se alzarán hoy en su votación disciplinadamente, porque hay intereses que no se tocan, porque hay una base material que los une. Y esta Ley lo expresa muy bien; son un conjunto de medidas y señales, a decir de muchos ministros y personas del gobierno.  Y señales coherentes, todas para los de arriba. El presidente de eso se hace cargo, y el pueblo con eso cargará. 

⦁ La coalición de derechas no innovó en nada, ni siquiera al crear un Ministerio logra ser original. Recopila sus viejas premisas; que   el   problema   son   los   pobres, unos porque delinquen, otros porque protestan.  Que el problema es la falta de respeto, entonces se confunde autoridad con fuerza bruta, y por la vía de ampliar sus potestades se da un paso hacia un estado militar y policial. Que el problema es que la sacan gratis, entonces arruino por más años a los delincuentes (más si son jóvenes y pobres), así aprenden lo que es bueno, a sabiendas que nada crece a las sombras, o nada bueno.  Se confunde o camufla libertad con opacidad, entonces se abren caminos para flujos de dinero fuera de la vista de los bancos y en definitiva de la capacidad de control del Estado. En un momento en donde las sociedades cuentan con dos grandes escudos, el Estado y la solidaridad, el gobierno uruguayo apuesta por el mercado, ese que socializa pérdidas y privatiza ganancias.

⦁ En definitiva, esta ley lo que hace es dar base y ensanche a lo que ya hace el gobierno, ya que la Ley de Urgente Consideración está plagada de posibilidades que no son nuevas, una buena parte son no novedades, es poner en perspectiva ideológica la gestión y la ley, «señales», en boca del gobierno. Es curioso que luego de tantas afirmaciones desideologizantes, que pretenden hacer de la política un casting de gestores, ese mismo árbol gesta este fruto, de derecha su cáscara, pulpa y semilla.

⦁   Reiterar   el   tratamiento   a nuestro juicio antidemocrático que tuvo la discusión de la LUC.   No   fue   una   discusión abierta a la sociedad en su conjunto, no podía serlo en tiempos de pandemia y tampoco sin ella:  500 artículos de los   más   variados   temas   en plazos de urgencia.  Sus contenidos no fueron difundidos en los medios de comunicación más masivos, éstos últimos cómplices de este gobierno de derechas. Fue un debate cerrado entre las cuatro paredes, casi de intrigas palaciegas. Es cierto que sí se recibieron cantidad de delegaciones que se expresaron casi de forma unánime en contra de la LUC, en los temas que trabajan, pero muchas veces también en general. Asistieron organizaciones en defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes; de las mujeres; ambientalistas; animalistas; organizaciones vinculadas a la cuestión del tratamiento de adicciones; asociaciones de padres adoptantes.  Asistieron una diversidad de Sindicatos; organizaciones en defensa de los derechos humanos nacionales e internacionales; Asistió la Academia. Todas ellas señalando los derechos humanos que se están comprometiendo con las modificaciones propuestas en esta ley; todas ellas señalando el retroceso que implica su aprobación; poco de esto pudo ser socializado con el resto de la población en debates abiertos y democráticos como ameritaría.

2. Multas a gente que no puede pagarla

 ⦁ Ante una ley tan política, debíamos responderle con una caracterización de la misma naturaleza. Vamos a la parte que sí cambia las cosas y para mal:

⦁ El artículo 16 propone crear un delito de acciones que ya son punibles, y dentro de sus especificidades está la posibilidad de imponer una multa a responsables de niños  y  niñas  que  protagonicen  un  hecho  violento  en  un  centro  educativo.  También incluye algo semejante en el caso de centros de salud y del transporte. Una multa… se rompieron la cabeza pensando. Una multa a gente que no puede pagarla,  claramente.  Cuando  una  familia  con  dinero  se  enoja  con  la  institución  de educación privada, y no puede salir del enojo con el diálogo, resuelve un conflicto llamando a un abogado. Cuando una familia sin dinero se enoja con la institución pública, y no puede salir  del  enojo  con  diálogo,  arma  bardo  y  puede  derivar  en  violencia. Quería decir esto para reconocer que esto no es inocuo, es para intimidar y apretar al abajo, además la multa no se regula por la capacidad de pago del destinatario, o sea que al que tiene le hace cosquilla y a otro lo mismo lo arruina o pone tras las rejas. Pero además si se aplicara este artículo, tanto en el caso de la institución educativa como la de salud, sería pésimo para la convivencia en los territorios, es una salida fácil ejemplarizante para una dirección escolar, pero al aplicarla sería como la zanja con agua y cocodrilos de los castillos, no queremos eso para los centros educativos y de salud. A los hechos violentos los sistemas educativos de los territorios deben salir juntos a la calle mostrando otras formas de resolver conflictos, otra forma de relacionarse, hacer por ejemplo asambleas con familias, niños, niñas y adolescentes que apuesten a mostrar otras formas de relacionarnos que no sean violentas, porque de última no queremos seguir reproduciendo lo que de hecho pasa en nuestra sociedad. Además de injusto desde una perspectiva de clase, este artículo de aplicarse, pone más tensión.  Además, da malas respuestas a situaciones poco frecuentes.

3.- ¿A qué le teme el gobierno?

⦁ ¿A qué le teme el gobierno? Hay dos artículos referidos a la protesta, que junto con dos referidos a potestades de la policía (4:  RESISTENCIA AL ARRESTO; 11:  AGRAVIO A LA AUTORIDAD POLICIAL; 45 LIT F: USO DE LA FUERZA PARA DISOLVER MANIFESTACIONES; 467:  PRESERVACIÓN DEL DERECHO A LA CIRCULACIÓN O DISOLUCION DEL PIQUETE, y por último el 388: REGLAMENTACION DEL DERECHO DE HUELGA), que, vistos en su conjunto, hacen pensar/pareciera que el gobierno le teme al pueblo movilizado.  Antes de ir a los artículos déjenme decir que nuestro pueblo es gestador de derechos, de libertades, de igualdad, de diversidad…  No tengan ningún temor, a no ser que vayan contra estas conquistas, tan trabajosamente gestadas.  El artículo 388 pretende reglamentar la huelga, garantizándola mientras esta sea pacífica. ¿Quién determinará si es pacifica? ¿La Patronal? Otra vez haciendo foco en temas donde no había problemas, ya que como dijo el PIT-CNT y nadie desmintió, las huelgas con ocupaciones son muy pocas en nuestro país, generalmente son de una jornada y fundamentalmente, son justas y responsables.  Intenten contar 5 en los últimos 10 años que no lo hayan sido… pero si nos sale fácil 5 conflictos a causa de incumplimientos del empleador.  “Huelga pacífica” …  hemos insistido mucho para aclarar la combinación de estos dos términos en la comisión, nadie le echó luz, solo se nos invitó a la ingenuidad. En cuanto a filosofía del derecho lo dejamos para la discusión específica. Pero este artículo se combina peligrosamente con el que pretende regular el derecho al piquete como forma de protesta. ¿Qué le va a quedar como herramienta de lucha al trabajador, a la trabajadora al que se le adeudan sus haberes? ¿Poner un gazebo en el patio de su casa? Un conflicto laboral tiene un componente conflictivo, nace de un conflicto de intereses contrapuestos, es tenso en sí mismo, ¿Qué ocupación sería suficientemente armoniosa que si se podría hacer?  El piquete es un instrumento en momentos en donde cierta población no se siente escuchada, nadie hace un piquete como primer paso ante una dificultad, ¿Por qué quitarle a ese colectivo su último intento de ser escuchados? Ante ambos escenarios, ocupación y piquete, se estaría involucrando a la policía, ya que no se responde quién disolvería eventualmente un piquete o una ocupación… pero a esto, se agrega que el irse al ser llamado, o afectar el honor de un policía, se vuelve delito.   Me resulta muy fácil imaginarme un sinfín de escenarios en donde personas con causas nobles, de esas que le hacen bien al país, resultarían expuestas a tener conflictos con la ley por situaciones que hoy no lo están, afortunadamente. ¿En cuántas discusiones se podría estar afectando el honor de un policía simplemente por hablarle igual que como él lo hace?  ¿En cuántas situaciones tensas, como el disolver un piquete u ocupación esto podría suceder y terminar con decenas de personas al margen de la ley por este paquete nefasto de medidas que hoy se está votando? Este es uno de los nudos más preocupantes de la LUC, esto implica una violación a tratados que hemos firmado, al derecho a protesta y al sentido común. Esto solo lo puede votar gente que no tiene calle, gente con miedo o de mala fe, espero que sea lo primero.

4.- Saldremos a denunciar el casco duro de la ley

⦁ En este mundo que nos toca vivir las soluciones son tal cosa cuando incluyen miradas y respuestas integrales. Por eso no entendemos esta propuesta de Ministerio que se nos propone. Nos alegra que haya unanimidad en la preocupación por preservar el medio ambiente, pero un Ministerio no se nutre de preocupaciones, se nutre de competencias, medios y orientación política.  Y en ese sentido ya no podemos hablar de unanimidades sino todo lo contrario, por falta de tiempo, estudio y discusión vamos a crear un mal ministerio, un saludo a la bandera. Mucho se han modificado los últimos artículos de esta ley locomotora, referidos a las Áreas Protegidas. Quizás el texto no exprese en sí muchos cambios, de hecho, en comisión casi se nos jura sobre libros sagradas que ya no plantea novedades… pero cómo desconocemos hacia dónde va, y sí conocemos como empezaron estos dos artículos, lo más sensato es suponer que algo de su intensión mantienen, y lo más sensato es la desconfianza.  Rechazamos estas supuestas no novedades, rechazamos lo dicho por la autoridad política máxima sobre pequeñas áreas, como quién habla de las bondades de los tamaños de bolsillo.  Esperamos que en este caso la bancada del Frente Amplio no vuelva a quedar sola. 5 para ir terminando señor presidente;

⦁ Esperamos que luego de estas largas sesiones de votación sí podamos atender las urgencias del pueblo, la violencia de muerte de la sociedad machista que en estos meses se cobró más vidas que la pandemia. Los 200 mil uruguayos/as que vieron en peligro sus puestos de trabajo, muchos de los cuales aún no saben si lo recuperaran, o que ya saben que no lo harán. También podremos poner foco en la pérdida de salario real que ya se está viviendo. Pero esto no quita que la Ley de Urgente Consideración se termina ahora, también saldremos a explicar qué es esto, porque es mala para el pueblo, porque es una ley para los de arriba.  Saldremos a denunciar que los mismos qué alzan la figura de Artigas están debilitando el único instituto que trabaja por el derecho a la tierra para el que la trabaja y habita. Saldremos a denunciar el casco duro de la ley, que, si bien son unas decenas de artículos, contienen el proyecto de país de esta coalición de derechas, y desnuda el ADN de clase alta pura cepa del gobierno.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==