viernes 4 de diciembre, 2020

Defender la Unidad

Publicado el 25/04/20 a las 9:19 pm

Declaración de la Regional Sur del Foro de São Paulo
23 de abril de 2020
Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay

Visto:

El contexto mundial y los efectos que genera la pandemia provocada por el Covid-19, la cual ha agudizado la grave crisis económica y social que está impactando a millones de personas en el mundo, particularmente en los sectores más vulnerables de la sociedad.

La profundización de la ofensiva de E.E.U.U en el continente, valiéndose de bloqueos y otras sanciones unilaterales; su injerencia en asuntos internos de otros países y la constante amenaza de guerra.

Considerando:

Que debe priorizarse la vida y la salud de las personas, por encima de la economía, y por tanto, es imprescindible impulsar la discusión de una renta básica para garantizar la soberanía y seguridad alimentaria de nuestros pueblos.

Que en ese contexto, es fundamental retomar el camino de la inversión en el sistema de salud pública, sobre todo en aquellos países en los que se ha subestimado la inversión pública en un sector vital, lo que ha provocado una crisis sanitaria que agudizó la crisis económica y profundizó la crisis social a nivel mundial.

Que la crisis ya estaba instalada, consecuencia de la implementación de medidas aplicadas sistemáticamente por décadas, en favor de los intereses de las transnacionales, y hoy se utiliza la situación de pandemia como forma de solapar acciones de corte netamente neoliberal.

Que los instrumentos de integración y cooperación internacional cobran especial importancia, cuando se requiere de esfuerzos mancomunados para hacer frente a situaciones como la presente.

Que en ésta y cualquier circunstancia, una agresión militar norteamericana contra cualquier país, amenaza la paz en todo el continente.

La Regional Sur del FSP emite el siguiente pronunciamiento:

“La crisis no pueden pagarla los trabajadores ni los más humildes”

En tal sentido:

Convoca a los organismos multipartidarios y/o multisectoriales regionales y mundiales, a impulsar un llamamiento a los jefes de gobierno de todos los países del mundo a fin de que se comprometan en una serie de puntos y acciones básicas de índole humanitaria a favor de los sectores más vulnerables de la sociedad, ante la gravedad de la crisis sanitaria y económica mundial. En ese sentido, afirmamos enfáticamente que la crisis no pueden pagarla los trabajadores ni los más humildes.
Señala que en los tiempos que vive la humanidad, es imprescindible jerarquizar y fortalecer el rol del Estado en la asignación de los recursos, en el desarrollo de políticas públicas que permitan la reactivación económica, procurando que los impactos inevitables de la desaceleración del crecimiento económico mundial impidan el aumento de la brecha económica y social.
– En ese sentido, sin dejar de reconocer la importancia que tiene la participación del sector privado en la reactivación económica, es imprescindible que el Estado asegure el abastecimiento de los servicios básicos a la población en materia de sanidad y educación, e intervenga activamente en áreas sensibles de la Economía para garantizar condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollo industrial y propiedad social, y de acceso a los servicios esenciales para una vida en condiciones dignas. (Vivienda, Electricidad, Agua, Alimentación, Comunicaciones).
– En ese sentido, es vital garantizar la producción y distribución de insumos para uso médico en la atención de pacientes con Covid19, de modo que estos lleguen, en primer término, a los lugares y personas más necesitadas y en segundo lugar a toda la población de trabajadores de la salud que los necesiten.
– A su vez, en cuanto se haya descubierto la vacuna probada científicamente contra el coronavirus o cualquier tipo de cura aprobada por la OMS, las drogas correspondientes deben producirse liberadas de propiedad intelectual y distribuirse atendiendo, en primer lugar, a las regiones más necesitadas y luego hacerlas accesibles a toda la población global.
Impulsa la discusión de un Plan de Ayuda Económica que considere una renta básica universal para las personas más necesitadas que les permita el acceso insumos básicos de agua potable, alimentos, medicación, educación, vestimenta y vivienda. Dicho plan deberá estar en articulación complementaria con los programas ya existentes en los distintos países
– Concomitantemente, Reafirma que el acceso al agua constituye un derecho humano fundamental, no solo por la significación que tiene para la preservación de la vida humana sino como fuente de recurso para el desarrollo de actividades esenciales. De igual forma, consideramos prioritario para enfrentar la pandemia y sus efectos el impulsar medidas estructurales que permitan la soberanía y la autosuficiencia alimentaria de nuestros pueblos.
– En consonancia, la defensa del Medio Ambiente es un factor clave en la estrategia de preservación de los recursos naturales, que permitan avanzar en la construcción de una sociedad cada vez más responsable y comprometida con su ecosistema.

América Latina y el Caribe, ZONA DE PAZ

– Reafirma que América Latina y el Caribe es una ZONA DE PAZ, y por tanto Convoca a la solidaridad mundial en la defensa de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.
– En tal sentido, Condena la instalación de Bases Militares con fines intervencionistas por parte de Estados Unidos y sus aliados y Rechaza las amenazas de invasión militar a Venezuela y acciones que en el mismo sentido se desarrollan para generar desestabilización y profundizar la crisis económica que atraviesa el país hermano.
– Asimismo, Reclama a la Comunidad Internacional el cese inmediato de los bloqueos y sanciones económicas contra Cuba, Venezuela y Nicaragua y Propone que los Organismos Internacionales en el marco de las Naciones Unidas y sus distintas especialidades, se pronuncien enfáticamente a favor de esta medida impostergable en tiempos de pandemia mundial.
Advierte, que el mantenimiento de los bloqueos y sanciones económicas constituyen una flagrante violación de los Derechos Humanos que solo tienen como objetivo profundizar el aislamiento geopolítico de los países afectados, lo que a su vez determina consecuencias devastadoras para los sectores más vulnerables de la sociedad. Resulta inadmisible que se mantengan este tipo de medidas que condenan a millones de personas a vivir en condiciones degradantes, impidiéndoles acceder a necesidades básicas para la vida humana.
Denuncia el alineamiento de la OEA a las posturas injerencistas promovidas por Estados Unidos, que contraviene el Artículo 1 de su Carta fundacional, en cuya Naturaleza y Propósitos los Estados Miembros se constituyen como una organización desarrollada para lograr “…un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia”.
Alerta que la utilización de la judicialización de la política -“Lawfare”- sumado al mecanismo de hostigamiento a través de los medios de comunicación, promoviendo el desprestigio a nivel de opinión pública de líderes y lideresas de izquierda y progresistas, constituye una forma de Guerra Política que sistemáticamente se viene desarrollando en América Latina para impedir su postulación en elecciones libres y democráticas, lo cual tiene sus hechos más notorios en los casos de Luis Ignacio Lula Da Silva y Rafael Correa.

Integración, Derechos Humanos y Unidad de Acción

Destaca la importancia de fortalecer los mecanismos de relacionamiento interpartidario a través de la cooperación internacional y el multilateralismo, entre partidos y organizaciones de izquierda, progresistas, nacionales y populares, humanistas y ecologistas, de trabajadores y movimientos sociales, para fortalecer lazos de integración intercontinental que permitan unificar y generar condiciones de acumulación socio- política para el desarrollo de acciones comunes que permitan enfrentar las políticas neoliberales, neocolonialistas e intervencionistas con amplios respaldos populares.
Reafirma el compromiso de nuestras organizaciones por el respeto a los Derechos Humanos en su más amplio alcance, reivindicando particularmente lucha por la igualdad de género, el respeto pleno por las orientaciones sexuales, religiosas y contra toda forma de discriminación social y violencia, con especial énfasis en nuestro compromiso con las luchas de las mujeres de las ciudades y del campo, en momentos en que el aislamiento social fruto de la emergencia sanitaria, exacerban las visiones patriarcales de la sociedad.
Propone la realización constante y sostenida en el tiempo de acciones conjuntas que aprovechando el uso de las tecnologías de la información y comunicación, permitan multiplicar su efecto y alcance, utilizando todos los canales posibles para incidir en la formación de opinión que hoy está mayormente condicionada por la acción de los medios de comunicación masiva vinculados al capital financiero y sus conexiones con la industria del entretenimiento y el retail. La batalla cultural está dada en el plano mediático, habida cuenta que la conquista del poder cultural antecede a la conquista del poder político.
Proclama, que en la actual coyuntura, el Foro de Sao Paulo se constituye en una herramienta fundamental para la reflexión política, la generación de opinión y el desarrollo de acciones que reafirmen la concepción anti imperialista de nuestros Pueblos, con la capacidad necesaria para generar marcos de acumulación socio-política que permitan aumentar la representatividad y el respaldo de nuestras propuestas, en función de una composición democrática, plural, con sentido de amplitud y una profunda visión de justicia social, respetando nuestros orígenes diversos, nuestras identidades ideológicas, nuestros valores fundacionales y nuestros métodos de lucha, que según las particularidades de nuestros procesos históricos tienen distintas expresiones, que han dado lugar a grandes logros, y ante los desafíos de la etapa en la que nos encontramos, debemos defender en Unidad.

Montevideo, 23 de Abril de 2020

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==