sábado 31 de octubre, 2020

A 40 años de la fundación del PVP

Publicado el 21/10/15 a las 9:00 am

DSC07135Por Brenda Bogliaccini.

40 años del proceso de fundación del Partido por la Victoria del Pueblo. Un proceso-congreso novedoso que me marcó y también a muchos de quienes participaron.
Proceso pedagógico, de construcción colectiva, de debate de ideas en un contexto de ascenso autoritario en Argentina y de dictadura en Uruguay.

Recuerdo a Gerardo Gatti haciendo de abogado del diablo en una de las “mezclas” cuando se exponían ideas sin la suficiente argumentación. O profundizábamos o profundizábamos, no había otra posibilidad. Recuerdo a Hugo explicando la importancia de la “escena política”, lo limitado de las visiones que centraban la acción solo en las luchas sociales. Pensar en un accionar político más rico y complejo, profundizando el sentido de las alianzas, y en particular en contextos de dictadura y de avance autoritario en América Latina. Y más, mucho más.

Recuerdo las horas de desgrabación de esos debates en el baño de mi casa para que los vecinos no oyeran que trabajaba toda la noche. Para que no sospecharan en qué estábamos el equipo que se creó para organizar el congreso y las tareas derivadas.

Escucharnos y debatir entre compañeros de diferentes escenarios de acción política: movimiento obrero, estudiantil, político, político-militar, de dirección, de base, joven, veterano (no mucho), mujer, hombre (claro que en eso no nos fijábamos todavía), de la FAU, ROE, OPR33, del FRT y FER.
Una visión de la política que privilegió la discusión y elaboración colectiva, horas de elaboración de documentos, horas de discusión, horas de desgrabación, horas de lectura, horas de volver a discutir. Siempre en colectivo. Un modo de construir.

El peso de algunos hombres y mujeres que encarnaban acumulaciones de experiencias y reflexión. Sí, claro, también junto a lo colectivo. No todos somos idénticos. Las ideas y propuestas de algunos compañeros y compañeros pesaban más. Los dirigentes les decíamos. Pero es verdad que eran diversas sus fuentes de inspiración, sus pensamientos o énfasis. Era lindo verlos discutir, te dejaban pensando por días. Además, uno tomaba partido.

En aquella época consideré al proceso-congreso como “normal”. Hoy lo valoro mucho. No solo el hacer colectivo, sino el priorizar el intercambio y el tiempo para pensar entre todos. En esos contextos de ascenso autoritario. Con esas urgencias políticas con la dictadura recién instalada.

El trágico azar de la represión impidió que durante y después del proceso-congreso toda la riqueza de esta acumulación política pudiera expresarse. La cárcel de Raúl Cariboni y Juan Carlos Mechoso (entre otros compañeros) en 1972 impidieron su participación. Durante el proceso Hugo Cores es detenido y enviado a Francia, abrupto corte de su incidencia. Y luego de la represión en Argentina y Uruguay con la desaparición de Gerardo Gatti, León Duarte, Elena Quinteros, Gustavo Inzaurralde, María Emilia Islas, Jorge Zaffaroni, Pocho Mechoso, Adalberto Soba, Telba Juárez y muchos otros compañeros desaparecidos cortaron de modo dramático estas vidas y voces necesarias.

Y este proceso-congreso fundacional del PVP es un momento de un proceso más largo de ideas, luchas, construcciones antes y después. Diverso. La rica tensión entre anarquistas y marxistas. Entre obreros y estudiantes y profesionales. Entre diversas ideas de la política, de las alianzas, de la participación en las elecciones, del Frente Amplio. Entre lo político y lo militar. Entre foco o partido. De la reflexión sobre los períodos de crisis políticas, de la “dictadura constitucional”. De las luchas obreras y sociales y las alianzas en el movimiento popular. De la Tendencia. De las ollas populares y el amor libre, las canciones de la revolución española y Sui Generis. De Malatesta, Marx, Lenin, Althusser, Poulantzas y Gramsci. Benedetti y Galeano. De nuevos aprendizajes, los derechos humanos, la amnistía. De las visiones tercermundistas y latinoamericanas. Del socialismo y la libertad. De la tradición libertaria y crítica de los socialismos reales. Del Estado y de lo institucional. De lo instituido y lo instituyente. De la ética política y sindical. De la resistencia a los rentados. De los nuevos desafíos en el Frente Amplio en el gobierno, de la participación en el Parlamento y del vínculo con las luchas sociales “como el aire que exigimos 13 veces por minuto para ser”.
Este proceso más largo está marcado por la persistencia de un compromiso como luego de la derrota en Buenos Aires la vuelta a la región para sumar en la lucha contra la dictadura. El retorno al país y la presencia política del PVP desde 1985 hasta hoy en diferentes momentos, desde la resistencia al neoliberalismo, la lucha contra la impunidad, la participación en el Frente Amplio y sus luchas. Por la profundización democrática, por el socialismo y la libertad.

Esta tradición cascoteada pero viva continúa encarnada en colectivo. Es cierto que también en individualidades, pero lo colectivo es la reserva mayor de las experiencias para que puedan seguir germinando en el presente para el futuro. Para resistir embates. Para no achicarse. Para animarse a seguir pensando con rebeldía y audacia. Para actuar en el presente con una perspectiva de largo plazo por una verdadera transformación. Para seguir abrevando de hombres y mujeres que lucharon y aportaron a este país. Porque la memoria es presente y futuro.

Y para seguir pensando con cabeza propia, en diversidad pero juntos. Juntos se potencia la diversidad, es como un motor. Como Gerardo en abogado del diablo. Como Hugo explicando y discutiendo lo de la escena política. Como León transmitiendo firmeza y ética. Como Jorge discutiendo a quién sea, como Pocho o Plomito jugados hasta los tuétanos. Como Elena, Telba, Victoria y Emi valientes y profundas. Y habría muchos ejemplos de otros compañeros y compañeras. Muchos. Las ideas y los compromisos encarnados en hombres y mujeres presentes en nuestras memorias y sentimientos. Nos inspiran, dan fuerza y acompañan. Siempre.

Hoy son otras —y no siempre tan otras— las discusiones. Sí son otros los contextos, nuevos los avances de las ciencias sociales y humanas y del pensamiento crítico y de izquierda, y suponen nuevas formas de pensar los problemas y proyectos.
Desde esta rica tradición, diversa, llena de vocación autónoma, socialista y libertaria y rebelde nos zambullimos en la realidad de hoy, en los nuevos haceres, debates y búsquedas para aportar lo nuestro, para seguir construyendo colectivamente. Necesariamente también con otros, buscando lo nuevo desde la memoria e historia nuestra y aprendiendo de otras memorias e historias.

A 40 años del Congreso Fundacional del PVP, seguimos alimentando el mundo nuevo en nuestros corazones.

16 de setiembre de 2015

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==