sábado 31 de octubre, 2020

Los jóvenes y el FA.

Publicado el 13/05/12 a las 7:00 am


Por Daniel Gerhard.

En el marco de la reestructura del Frente Amplio se reabrió el debate sobre cuál es el lugar de los jóvenes en la coalición-movimiento. Pero la amplitud del debate y sus desafíos están lejos de entrar en los límites de las reformas orgánicas. En lo que sí hay acuerdo es que en esta empresa se nos juega el futuro, y buena parte del presente.

Cuando hablamos de crisis militante tenemos que incluir a los jóvenes en esta y no señalarla como tema aparte. Todas las razones que desestimulan al uruguayo de izquierda a militar en el Frente Amplio explican también, en mayor o menor medida, la escasa participación de los jóvenes. Pero sin duda hay muchas más razones. Desde antes de la llegada al gobierno los espacios de participación orgánica de los jóvenes ya tenían muchas dificultades para convocar y funcionar. A esto se le suma la falta de interés, seriedad, constancia y comunicación entre la dirección de la fuerza política y la Comisión Nacional de Juventudes del Frente Amplio (CNJFA) que en el plano teórico era el espacio orgánico de encuentro entre las juventudes políticas y las bases. A este panorama desestimulante en el sentido organizativo, le debemos agregar aspectos políticos. El Frente, y sobre todo desde su llegada al gobierno, no convocó a la sociedad a comprometerse con los cambios y ser el motor de los mismos, como muchos esperábamos. Entre aquellos que no fueron convocados, están también los jóvenes. Es cierto que hay excepciones, tal vez una de las últimas es Compromiso Educativo.

A esta falta de voluntad política para ceder protagonismo a sectores de la sociedad le sumamos el discurso ideológico. En décadas anteriores, ¿los jóvenes luchaban por bajar el desempleo o por cambiar amplios aspectos de la sociedad? O, dicho más bruscamente, ¿luchaban para que hubiera trabajo o para hacer la revolución? Posiblemente muchos uruguayos con carencias materiales se hayan sumado a las movilizaciones protestando por su lamentable situación. Pero los que formaron partidos, frentes y movimientos aspiraban a procesos revolucionarios. Hoy el desempleo es bajo (aunque aún de mala calidad) y la revolución no está en la agenda. Entonces proponemos revertir la ecuación y no preguntarnos por qué no militan los jóvenes, sino pensar para qué llamarlos a militar, y asombrarnos de los que aún lo hacen.

Para analizar la situación y crear un nuevo espacio orgánico capaz de ir revirtiendo esta realidad, y que no repita los vicios de la CNJFA es que se creó una comisión del Frente encargada de elaborar un borrador que el Plenario aceptará o no. El desafío es gigantesco y en realidad no podemos pedirle a un texto organizativo soluciones de situaciones políticas, ni podemos pedirle a acuerdos políticos entre jóvenes militantes que reviertan la crisis de participación. De todas formas, el mayor pecado es no actuar, y esa idea es la que nos mantiene a todos, también a los jóvenes, en este proceso de debate. Las ideas planteadas van desde asambleas abiertas que generen debate e insumos para que luego estos se reproduzcan en todos los lugares de inserción de los participantes, a estructuras departamentales que coordinen e impulsen debates y actividades. La aspiración de una nueva comisión nacional está totalmente descartada.

En realidad creemos que estas dos posiciones pueden encontrar sin mayores dificultades un punto medio ya que una da las formas y la otra los límites. Asambleas temáticas (ya que el interés del joven es por tema y no por territorio) que coordinen departamentalmente, de participación abierta, puede ser una forma válida y de consenso. Los que dejan de ser de consenso son los espacios de incidencia real dentro del Frente Amplio, que ya rechazó los tres artículos que designaban espacios para jóvenes en un borrador entregado el año pasado. También es oportuno decir que entre los jóvenes no todos consideran que ellos deban tener reservado lugares en el Plenario o la Mesa Política. ¿Es legítimo darle a los jóvenes lugares en la estructura solo por ser jóvenes? De lo contrario ¿cómo garantizamos que sus asuntos e ideas sean realmente discutidos y no postergados por la catarata de temas que inundan estos espacios?

El Frente ya no es tanto más que la suma de sus partes, y los jóvenes del Frente como espacio político somos menos que la suma de los mismos. Superar esto ya será una gran victoria, pero requiere asumir los esfuerzos que se necesitan para convocar a amplios sectores de la juventud uruguaya como algo con valor en sí mismo y no hacer tropezar los procesos por perfilismos. Ya se perdió mucho tiempo, y muchos jóvenes.

TOMADO DE http://www.cuadernosdecompa.com.uy/cuadernos-de-companero/7-el-frente-que-vos-queres-es-posible/215-los-jovenes-y-el-fa.html

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==