sábado 24 de octubre, 2020

MÁS FUERTES QUE EL MIEDO. Seguir con firmeza y serenidad recorriendo el mismo camino, MEMORIA, VERDAD y JUSTICIA.

Publicado el 21/12/11 a las 11:46 am


PALABRAS DE NUESTRA COMPAÑERA ANA INÉS QUADROS EN EL ACTO DE CIUDAD DE LA COSTA EN MEMORIA DE JULIO CASTRO.

DIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS – HOMENAJE A JULIO CASTRO 10 – 12 – 11

Sr. Alcalde de Ciudad de la Costa, Omar Rodríguez, Ediles Departamentales, Concejales de Ciudad de la Costa, Presidente y Vicepresidente de Crisol, vecinas y vecinos …

Hoy, en el DIA Internacional de los Derechos Humanos asumo con mucho honor la responsabilidad que me fue concedida por el Municipio de pronunciar unas palabras, quizás como maestra y profesora, y también victima de secuestro y desaparición, tortura y prisión y ahora Concejal, para homenajear a nuestro querido y entrañable Maestro Julio Castro.

Sus restos fueron encontrados después de 34 años de búsqueda y provocó en la sociedad un impacto muy fuerte, pues tanta crueldad expuesta era difícil de entender. El hueso desnudo quizás diga más que la lengua. Para los más jóvenes, o para algunos de ellos descubrir que “eso se hacia acá” representó realmente un shock.

Para los que conocimos a Julio o para los que no, era previsible que la bronca, la indignación, la impotencia, la conmiseración o la piedad fueran mayores aún, porque se trataba de Julio Castro, un maestro, un “veterano” un hombre pacífico. Y cuando va cediendo la bronca, la ira, por el descubrimiento y dando lugar a ese sordo dolor que nos invade a todos cuando se encuentra al ser, que se ha buscado por 34 años…

Nos preguntamos ¿ qué podían tener contra él? ¿Su capacidad de entrega? ¿Su incomparable humanidad? ¿Su actividad solidaria tan intensa?

Un Maestro dedicado fundamentalmente al desarrollo de las escuelas rurales, y un luchador incasable por los DDHH y la justicia Social. Y como no podía ser de otra manera fundador del FA.

Fue secuestrado el 1º de Agosto de 1977 en las inmediaciones de Llambi y Rivera en Montevideo y fue trasladado a la cárcel clandestina, a un sótano de lo que llamaban “ La Casona” en Avda. Millán,

Se vivían los días más negros de la dictadura, los asesinatos de Zelmar Michelín y Héctor Gutiérrez Ruiz, los vuelos de la Operación Cóndor desde Buenos Aires, las extradiciones clandestinas, los robos de bebes, los operativos contra el Partido Comunista, el Partido por la Victoria del Pueblo, y los Grupos de Acción Unificadora, el terrorismo de Estado en su máxima expresión.

Julio fue ejecutado ese DIA o al día siguiente y trasladado al Cuartel de Toledo y enterrado junto al horno de ladrillos, donde fue encontrado 34 años después. Su delicada salud podría haber explicado su muerte, pero ahora la revelación de que en su cráneo había un orificio de bala y un proyectil, es decir, que lo habían ejecutado de un tiro en la cabeza,

Era una prueba del terrorismo de Estado más descarnado.

No importa que la guerrilla hubiese sido completamente derrotada en el año 1972 y que Julio Castro fuera secuestrado (5 años después) y ejecutado. Para ser candidato a la tortura y a la violación o la muerte, alcanzaba con haber militado alguna vez en alguna organización estudiantil o simplemente haber opinado de alguna forma contra la dictadura.
Este hecho, la identificación de los restos, de Julio Castro hallados en el Batallón 14 de Infantería ha provocado una sucesión de hechos: la indignación.
La movilización de los maestros y miles de personas en la PZA Libertad.
La condena general
La reafirmación de seguir denunciando e investigando
La desubicación política de la derecha, y sus voceros

Y en el correr de los días surgirán más novedades

En este marco se inscribe la declaración publica leída por el Comandante en jefe del ejercito General Pedro Aguerre, que constituye un hecho difícil de evaluar aún pero aparentemente con características distintas a todas las anteriores declaraciones de las FFAA.

El general Aguerre aparece con 10 generales y 2 comandantes, aclarando que tenía la autorización del Ejecutivo, este le da al pronunciamiento un carácter institucional y una importancia que excede a una simple declaración de prensa.

Se refiere que si existe un pacto de silencio, el de no hablar, que él da la órden para que este se revoque inmediatamente y compromete el esfuerzo para recabar toda la información sobre el caso de Julio Castro y otros.

Este pronunciamiento para que no se convierta en otra mentira, otra mentira como las tantas que nos han dicho deberá concretarse en acciones.

Se puede tener varias opiniones con respecto a este pronunciamiento pero mi opinión personal es que es un avance de la verdad en la sociedad en su conjunto.

Esta declaración que tiene como detonante el descubrimiento de los restos de Julio Castro, su identificación y la prueba de su ejecución no hubiera sido posible, ni habría ocurrido sin la lucha permanente contra la impunidad, sin la condena de la Corte Interamerica de DDHH, sin las investigaciones periodísticas, sin la movilización por el voto verde y el voto rosado a pesar de las derrotas, sin todos los 20 de mayo, sin el accionar de la justicia, sin la decisión política del FA de investigar, de excavar en los cuarteles, de publicar investigaciones históricas, sin la votación de la ley que evito las prescripciones, sin las denuncias valientes de cientos de Victimas del terrorismo de Estado.

Hay que seguir con firmeza y serenidad recorriendo el mismo camino, MEMORIA, VERDAD y JUSTICIA, que actué la justicia libremente, recorrer todos los caminos posibles para encontrar la verdad.

No es un asunto del pasado, es un asunto del presente y del futuro, una necesidad de la sociedad para ser más libres y más democrática.

A Julio Castro le debemos un agradecimiento muy grande, porque fue de esas personas que casi desde el anonimato contribuyo, a la sociedad en su conjunto, no solo por sus enseñanzas como pedagogo sino por su trasmisión de valores, valores que se están perdiendo en el FA y debemos recuperarlos…..para hacer de este mundo, un mundo mejor como una vez soñamos…

Quisiera terminar con estas palabras de Eduardo Galeano:

En los huesos de Julio Castro está el más certero retrato de la dictadura militar.

Dime a quien odias y te diré quien eres: a Julio lo mataron y lo desaparecieron porque era un hombre solidario y digno.

Porque jamás humillo ni se dejo humillar,

Porque era querido y queriente

Porque era respetador y respetado

Porque era un hombre vivido y sabio, el más modesto de los sabios, y su más modesta manera de vivir y de escribir ofendía a la arrogancia armada

Y porque tenía un invencible sentido del humor, que siempre lo ayudo a ser más fuerte que el miedo.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==