miércoles 28 de octubre, 2020

Consideraciones sobre el pretendido superávit del B.P.S.

Publicado el 21/12/11 a las 12:13 pm


Por Daniel Nacelle.

1. Los Números Verdaderos Según los Estado Contables

Desde que el BPS cerró el Balance correspondiente al año 2008, con un resultado final favorable de $ 967.181.741, se abrió una brecha peligrosa, para la elaboración de propuestas tributarias en desmedro financiero del instituto.

El reciente proyecto de ley, llamado “De Adecuación Tributaria”, presentado por el Poder Ejecutivo al Parlamento, y en consideración actualmente de la Cámara de Representantes, es la cristalización de estas intenciones, en tanto propone quitarle al BPS importantes recursos financieros, que a la fecha continúan siendo necesarios y le son propios.

Actualmente en el imaginario colectivo de los ciudadanos está instalada la creencia de que sobra el dinero en el BPS y que se verifican consecutivos cierres de balance con resultados superavitarios. Pero en el Uruguay las cosas nunca son lo parecen. Veamos los números verdaderos:

Estas son las cifras verdaderas que surgen de considerar todos los rubros del Estado de Resultado del BPS, son los llamados Resultados del Ejercicio. A no confundirse con otros conceptos contables.

Aquellos que afirman la existencia de superávits están deliberadamente “podando” los estados contables y sólo comparan los Ingresos Operativos contra los Egresos Operativos abusándose de esta manera de la falta de conocimientos contables de los ciudadanos. En realidad les están presentando a los contribuyentes un resultado intermedio que se llama Resultado Bruto y no el Resultado del Ejercicio como corresponde.

Esta manipulación de la información está dejando de lado, sin considerar, otros gastos que debe afrontar el BPS, tales como los denominados Gastos de Administración que agrupa rubros millonarios como son las Retribuciones y Cargas Sociales del Personal, los Materiales y Suministros, los Servicios Contratados a Terceros etc. Es decir todos los gastos de funcionamiento del organismo.
Por si fuera poco y en el afán de dar la impresión falsa de superávit también omiten considerar los Resultados Diversos, los Resultados Financieros, el Resultado por Depreciación Monetaria y las Diferencias de Cambio netas.

2. Posibles Aplicaciones Progresistas del Pretendido Superávit

Si de verdad hubiera un superávit este sería paradojal pues estaría originado en el mantenimiento de miles de prestaciones por debajo del nivel de pobreza y aportaciones personales a cargo de los trabajadores que son las más caras en América Latina y las sextas en el mundo. Es decir un superávit con cimientos en el pobrismo.

Analizando las cosas del punto de vista de las prestaciones tenemos que por ejemplo a diciembre de 2010 el BPS abonaba 44.390 pasividades por debajo de 1 BPC y 282.937 pasividades entre 1 y 3 BPC. De haber un exceso de recursos en vez de ser retirados por el Poder Ejecutivo, y habida cuenta de los problemas de distribución del ingreso que las autoridades han reconocido, lo lógico sería mejorar estas prestaciones mediante un ajuste por partida fija.

Si analizamos la situación del pretendido superávit del punto de vista de los ciudadanos activos, en vez de retirar los recursos supuestamente excedentes se podría por ejemplo reducir algunas de las aportaciones a cargo de los trabajadores, ya sean los Montepíos o los aportes al FONASA. La reducción de algunos puntos porcentuales en cualquiera de estos tributos significaría un aumento de sueldos indirecto, por la vía de la mejora en las retribuciones líquidas. Estos ajustes fiscales no vendrían nada mal para mejorar en algo las remuneraciones de 813.000 trabajadores “diezmilpesistas” cuya existencia informa el Instituto Cuesta Duarte.

Otra manera de aplicar este supuesto superávit de manera constructiva para mejorar la distribución del ingreso sería ajustar en enero próximo el valor de la BPC al alza, es decir el valor del IMS más un 20% de incremento como lo permite la ley. De esta forma se disminuiría la carga del IRPF y del IASS y se mejorarían muchas prestaciones de seguridad social que son múltiplos de este guarismo. Esto compensaría el hecho de que está vigente siempre fue ajustado por debajo de esté índice en perjuicio de trabajadores y pasivos.

La propuesta de retirar recursos originarios del BPS que actualmente están a disposición del instituto, sobre la base de un supuesto erróneo de superávit, en vez de aplicarlos para mejorar la distribución del ingreso significa también desconocer el hecho comprobado por el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT de que la participación de los salarios en el PIB actualmente es de 30 % mientras que en el año 1998 era del 34%. Si bien se encontraba en el año 2005 en el 26,3 % y se ha recuperado buena parte, aún falta un 4% para llegar a los valores de 1998.

3. Las Cifras del Vaciamiento de Recursos Propuesta por el Ejecutivo

Los siete puntos del IVA que recibe el BPS son recursos genuinos establecidos por ley y según el artículo 67 de la Constitución y no pueden ser por lo tanto destinados a otros fines distintos de la Seguridad Social, cosa que se materializaría si se aprueba la Ley.

El proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo establece que se reducen de siete a cinco los puntos de IVA que recibirá el BPS, en tanto que, los recursos que Rentas Generales vertía al BPS por concepto de sustitución del COFIS, tampoco se verterán más al Organismo. Como acto recíproco, la Dirección General Impositiva no le cobrará más al BPS los gastos por los cuales le cobraba una comisión, por el cobro del propio IVA.

Cabe preguntarnos ahora: ¿Cuánto le cuesta potencialmente al BPS esta quita de recursos?
Las proyecciones de recaudación de dos puntos del IVA para fines de 2011, establecen que la suma llegará a 388:000.000. (Trescientos ochenta y ocho millones de dólares).

La suma a verter en sustitución del COFIS, (Ley 18.083, art. 109) llegará a 220:000.000 (Doscientos veinte millones de dólares).

Las comisiones que la DGI le cobra al BPS llegarían a finales de este año a 71:000.000 (Setenta y un millones de dólares).

Lo que pretende el proyecto es canjearle al Banco de Previsión Social la cantidad de 608:000.000 (Seiscientos ocho millones de dólares) por la de 71:000.000 (Setenta y un millones de dólares).

Por lo tanto en caso de aprobarse en el Parlamento el denominado proyecto de “Adecuación Tributaria” el BPS vera disminuido sus recursos en U$S 537 millones de dólares.

CONCLUSION: Como ya vimos al principio de esta nota el BPS no presenta estados contables con superávit sino con déficit, por lo tanto este monto se adicionará a las pérdidas que el organismo actualmente experimenta.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==