miércoles 21 de octubre, 2020

Con Ricardo Gil, experto en prevención de lavado de activos: “De hecho mantenemos sistemas de ocultamiento”

Publicado el 15/11/11 a las 1:17 am

Por Samuel Blixen.

Ricardo Gil Iribarne fue responsable de la política contra el lavado de activos desde el comienzo de la administración de Tabaré Vázquez. Hoy se desempeña en Buenos Aires como director de proyectos de gafi Sud, la oficina para América del Sur y México del Grupo de Acción Financiera Internacional. Consultado por Brecha, analizó la actual controversia con la ocde que mantiene a Uruguay en la lista gris de países no cooperantes en materia tributaria, con las calificaciones en materia de combate al lavado de dinero. Lo que sigue es parte de la extensa conversación.

—Hay dos planos que habitualmente se confunden: uno es el tema del lavado de activos y otro la evasión fiscal. Así, después de 2008, el G 20 lanzó una serie de medidas buscando un ajuste por la crisis: a la ocde le encomendó apretar en materia de evasión fiscal y al gafi que hiciera lo mismo en materia de lavado de activos. Ambos organismos trabajaron de forma paralela, con plazos, con evaluaciones, con listas. Como resultado, hoy hay listas negras y grises sobre lavado, y otras iguales sobre asuntos tributarios. Uruguay, en 2009, después de las evaluaciones, salió de las listas del gafi pero fue incluido en la lista negra de ocde y un poco después pasó a la lista gris.

—¿Por qué la diferencia?

—En 2005 Uruguay había arrancado muy mal en materia de lavado. Pero en 2009 la situación cambió, no porque el gafi le hubiera puesto el revólver en el pecho, sino porque el gobierno tomó medidas; en 2005, por ejemplo, aunque se reconocía a Uruguay como país de lavado, no había ningún procesado. En 2009 había 50 procesados. Ayer, por ejemplo, un reconocido contador fue sentenciado a diez años de prisión por su responsabilidad en el lavado en el marco de la Operación Campanita. La situación cambió porque Uruguay quiso cambiar. Una cosa son los organismos, y otra cosa es definir qué país queremos.

—Pero en evasión la situación es distinta.

—Sí, el proceso ha sido más lento y llegamos tarde, en el sentido de que se concreta la presión de los organismos. Y esto tiene que ver con una discusión que internamente no está saldada, sobre qué queremos hacer. En este tema es posible advertir un doble discurso generalizado. Si uno pregunta cuáles son los paraísos fiscales, encuentra que muchos de los países que sacaron la lista gris de los 11 y acusan, tienen su propia islita; hay dos cuyo jefe de Estado es la reina Isabel II. Pero el doble discurso de otros no te autoriza a tener tú otro doble discurso. Hay que definir qué se quiere.

—Definir políticas…

—Exacto. Además hay puntos que se tocan entre lavado y evasión. Uno es el secreto bancario. En materia de lavado, Uruguay tiene la mejor calificación, no porque no exista el secreto bancario sino porque a los efectos del lavado, el secreto se levanta. No sólo lo levantan los jueces, la unidad correspondiente del Banco Central les pide a los bancos toda la información, y ahí no hay secreto que valga.

—Pero eso no pasa en materia de evasión.

—En temas tributarios, por más que últimamente ha habido avances, el secreto bancario sigue siendo una traba. Otro tema en que hay contacto es el de las sociedades. En materia de lavado, Uruguay tiene una buena nota y eso porque impactó la eliminación de las safi…

—Algunas siguen funcionando.

—En realidad, a partir de julio de 2006 no se pueden crear nuevas sociedades de esas características, y a partir de fin de este año las que ya existan pierden los beneficios fiscales. En la ocde están apretando por el tema de las sociedades, y el plano del lavado, aunque tenemos buena nota, la verdad es que tenemos muchas carencias, porque hay otras sociedades que se prestan para lo mismo. El caso más claro son las llamadas «sociedades de zona franca»; ahí también tenemos que definir qué queremos, no porque la ocde esté presionando sino porque de hecho mantenemos sistemas de ocultamiento. En materia de lavado, todo lo que es transparente es bueno; si se quiere saber quién es el titular de una sociedad se sabe. En materia impositiva no es así.

—Se pueden controlar las sociedades anónimas sin necesidad de eliminar el secreto.

—Sí, hay varios tipos de soluciones, y creo que hay que caminar progresivamente hacia alguna de ellas. A raíz de todos estos líos, ayer entré en Internet. Encontré que hay estudios que te ofrecen sociedades anónimas en 48 horas, con una cuenta bancaria, con un administrador para que no se sepa quién es el dueño, con una casilla de correros para que no me digas tu dirección, y hasta chips de teléfonos celulares para que no me tengas que decir dónde estás. Mientras un país, cualquiera que sea, admita este tipo de ofertas, tiene también que admitir que no hace las cosas bien. Y como el gafi está analizando el tema de las sociedades, quizás en la próxima evaluación a Uruguay no le vaya tan bien en materia de lavado. Eso quiere decir que las cuestiones que están en el horizonte tienen que resolverse antes de que vengan las presiones de los organismos. Una de dos: o empezás a resolver los temas ahora o lo hacés cuando tengas la picana encima. Y además quedás como que hacés las cosas porque te lo imponen los organismos. Hay una imagen de debilitamiento de la soberanía, cuando en realidad esas medidas deben acompasar los cambios que se proponen para el país productivo.

Y hay otro elemento importante. Hoy, la separación entre lavado y evasión es posible porque se considera que la evasión no implica lavado. Pero el gafi ya definió el delito tributario como parte del lavado. Y eso implica que debería discutirse en Uruguay cómo se van a tratar ciertas prácticas que hoy se toleran, porque sabemos que inevitablemente mañana tendremos que soportar la presión. Podemos aceptar o no las nuevas medidas, lo que no podemos es mantener una indefinición.

Tomad de BRECHA: http://brecha.com.uy/inicio/item/9434-de-hecho-mantenemos-sistemas-de-ocultamiento

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==