jueves 29 de octubre, 2020

COOPERATIVAS Cuando no se sabe o no se quiere saber.

Publicado el 04/10/11 a las 1:16 am

Por Gustavo González.

Quiero pensar que por desconocimiento real de las actuales autoridades de Vivienda, es que se dice lo que no se sabe y se dejan llevar por números que no son tales. Porque en política hay que tener por sobre todas las cosas memoria histórica, todo acontecimiento tiene un antes y un después.

En estos días la prensa (nuevamente) levanta la noticia de que Fucvam debe una friolera de dinero. Cifra escandalosa realmente para cualquier lector que sin saber la verdadera historia se quede con esa cifra en su mente.

1) Fucvam no debe nada, en todo caso «deben» algunas de las Cooperativas afiliadas a Fucvam, esto es bueno que lo tengan claro los legisladores, autoridades y público en general.

2) El problema se arrastra desde 1973 cuando ya las autoridades de entonces comenzaron a saquear al Cooperativismo de vivienda.

Sería bueno que los legisladores soliciten los antecedentes de la Ley Nº 14.105, aprobada por unanimidad en el Parlamento de aquella época (febrero 1973) y jamás reglamentada por lo que fue la antesala de la dictadura. Dicha ley fue fundamentada por tres legisladores, Turiansky, Bausero y Rocha Imaz, es decir por los tres legisladores de los tres partidos políticos que ya en aquel entonces cuestionaron, el ajuste de las cuotas que mencionaba la Ley 13.728 de diciembre de 1968. Ellos plantearon que el ajuste debería tener en cuenta otros índices de afectación y que además se debía de tener en cuenta la composición del núcleo familiar.

Obviamente que ni el gobierno de Bordaberry ni la dictadura jamás reglamentaron esa ley, lo que llevó no solamente a los cooperativistas sino al conjunto de deudores del BHU a no ser tenidos en cuenta y pagamos obligados lo que se nos solicitaba.

Es en 1983 ya con el alza de las luchas que Fucvam en setiembre plantea a partir de un estudio que demostraba que la Unidad Reajustable se había calculado mal en ese mes de setiembre y se declara la primera huelga de pago a la dictadura.

La dictadura contesta no solamente queriendo liquidar al cooperativismo con la afamada Ley de Propiedad Horizontal, sino además se inventan los primeros llamados «colgamentos», que no solamente los descargan contra los cooperativistas sino además contra todos los deudores. Es decir unilateralmente alteran todas las cuotas.

La Concertación Nacional Programática se comprometió a derogar la Ley de Propiedad Horizontal, al igual que revisar la estafa de los colgamentos, ambas cosas fueron olímpicamente olvidadas por el Partido Colorado en el gobierno en 1985, lo que además sumó nuevos colgamentos en la época de Kneit como director del BHU.

Luego siguieron una serie de acontecimientos en los que Fucvam siguió su lucha como elemento consciente del destrozo del Fondo Nacional de Vivienda, que iban haciendo desde la época de la dictadura y los sucesivos gobiernos. Espero que el lector no se olvide que dos presidentes del BHU fueron procesados, uno de ellos Noachas, entre otras cosas por su regio apartamento construido en Punta del Este con fondos estatales (para vivienda de interés social). Pero el destrozo continuaba, o nos olvidamos del desvío de fondos de la vivienda de más de 100 millones de dólares en 2002, cuando los cooperativistas marchamos hasta Punta del Este, justamente para denunciar tal robo.

Al fin del gobierno Colorado, en 2002, los cooperativistas planteamos que era indispensable una reestructura de las deudas, en esos momentos estaba Conde como presidente del BHU, y admitieron que si era posible una reestructura de las deudas, es por eso que varias cooperativas cerramos nuestras carpetas con todo pago.

Pero desde ese período hasta el momento siguieron las moras y las deudas por la ineficiencia de los poderes públicos y hay que decirlo, siguieron manteniendo las carpetas sin tocar, o cuando las estudiaban volvían con la cantinela de las deudas, como si no hubiera una historia detrás de los números.

Se debe de entender que los números están cargados de atropellos políticos desde 1973 hasta la fecha, de lo contrario «no se sabe o no se quiere saber».

Órdenes de servicio del BHU que por donde se las mira ilegales, en las que se obligaba a cambiar la cifra de intereses de los préstamos, saqueo de la cartera de Tierras del BHU que se le entregaba a Institutos «truchos» por componendas de altos funcionarios.

Hay que tener claro que ya agobiados por las certezas planteadas por Fucvam en 2003 se aceptó la reestructura de las llamadas «deudas».

Según los trascendidos de prensa, el legislador Penadés dijo «que se trata de una deuda social», ¡muy bien! De eso se trata, hay una brutal deuda social, moral y económica con las cooperativas de vivienda de nuestro país.

Seguramente se instalará una mesa de diálogo para resolver el tema, el problema es que si no se sabe la raíz del asunto, es bueno hacer las consultas debidas, de lo contrario seguirán estigmatizando a un movimiento que, a no engañarse, fue el que denunció sistemáticamente los problemas en el campo de la vivienda, que se enfrentó a los atropellos de las distintas autoridades durante toda la historia negra de nuestro país. Es muy triste perder la memoria, la huelga de pago fue una herramienta de lucha frente a los atropellos permanentes, claro cuesta mucho tener que explicar esto a gente que creíamos tenían claro este proceso.

El lector debe de saber que si la Ley 14.105 se hubiera reglamentado en el 73, si en el 85 se hubiera hecho caso al reclamo de actualizar esa ley, planteada con argumentos suficientes, no hubiera sido necesario tomar la huelga de pago. Y si las autoridades actuales dejan de pensar como las de antaño sobre el tema, estaremos dando un paso en calidad con respecto a los «cambios». Claro para que esto pueda suceder debe haber voluntad política, hoy aún estamos a tiempo. No me cabe duda que todas las luchas que llevamos adelante todas las familias cooperativistas durante años, valieron la pena. Hoy ya no están en el Parlamento, ni Turiansky, ni Bausero, ni Rocha, pero la correcta fundamentación realizada por ellos en 1973 tiene total vigencia, quizás los actuales legisladores intenten por lo menos conocer lo que aquí decimos.

Los procesos sociales no son «gerenciables», sino que solo se comprenden cuando se analizan los mismos con todos los elementos de juicio.

Tomado de La República, http://www.lr21.com.uy/editorial/473573-cuando-no-se-sabe-o-no-se-quiere-saber

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==