miércoles 21 de octubre, 2020

Argumentos para apoyar la Ley Interpretativa.

Publicado el 28/10/10 a las 12:35 am

Por Federico Quintana.

Estamos en momentos muy importantes en lo que respecta a la lucha por los Derechos Humanos en nuestro país. Es un hecho histórico que Diputados ya haya dado la media sanción al proyecto de Ley que trae la mayor victoria sobre el principal agente que fomenta la cultura de impunidad: la ley de caducidad.

Los más férreos opositores se esmeran en decir que la Ley Interpretativa: a) está desconociendo los pronunciamientos populares, b) se entromete en competencias del Poder Judicial, c) constituye un acto de venganza o revanchismo.

Veamos que argumentos podemos instrumentar para desarmar esa maquinaria perversa.

a) En primer lugar, ¿por qué podemos decir que la Ley Interpretativa no desconoce la voluntad popular?
Algunos actores blanqui-colorados que ostentan decir tal cosa, son los mismos que han impulsado en los últimos meses proyectos de derogación sobre la norma caduca, vaya paradoja, omitiendo que la derogación ya fue puesta a consideración en 1989. Entonces, ¿como debe tomarse este argumento de su parte? Ahí si que estarían violentando el referendum del 89′, derogando en el parlamento lo que el soberano (bajo presión militar) no derogo en esa ocasión. En el fondo, lo que les preocupa no es la voluntad popular, sino no hubieran propuesto la derogación por vía parlamentaria. Lo que les molesta es saber que la solución hipócrita que ellos cimentaron, hoy se cae a pedazos ante el clamor de verdad y justicia. Y a los más autoritarios, lo que les molesta es saber que sus aliados golpistas están perdiendo la batalla por la memoria, y pasarán a la historia como los terroristas de estado que fueron, junto con ellos, sus cómplices.

Para sorpresa nuestra, hay actores progresistas que ceden terreno ante esos argumentos, y no deben ser demonizados sino que deben ser llamados al debate, deben ser convencidos de que lo mejor es estar del lado del Frente Amplio en esta instancia. Partiendo de la base de que todos estamos en contra de la Ley de Caducidad, debemos aunar criterios para poder derrotar esa Ley y no caer en una suerte de paralización.
Hay compañeros que temen que el Frente Amplio pueda perder las elecciones por ésta cuestión, argumento que obviamente no puede tener validez alguna para los uruguayos que sufrimos el terrorismo de estado, pero que debe ser considerado y refutado por quienes estando comprometidos con la lucha por la verdad y la justicia, también estamos insertos de alguna manera en la vida político partidaria, y consideraríamos un retroceso grave una restauración blanqui-colorada.

Hoy la lucha contra la impunidad, la lucha por la verdad y la justicia, es el principal motor de movilización que atrae a los jóvenes hacia la movilización política, probablemente junto con la lucha por la diversidad y la salud sexual y reproductiva. Pienso que éstas banderas, llenas de contenido ético y moral, son fundamentales para no perder las elecciones en 2014, son elementos que claramente diferencian lo que es la política del FA respecto de los partidos tradicionales, y es a base de diferenciaciones contundentes que estaremos en condiciones de asistir a una nueva victoria electoral.

La Ley Interpretativa no es derogación y no es anulación, es eso, una interpretación contundente sobre los efectos de la ley de caducidad. No contradice el referendum del 89′ porque no es una derogación, y no contradice el plebiscito del 2009 porque no es una reforma constitucional. El texto es de otra naturaleza, está centrado en prevenir a Uruguay de una sanción internacional. Alguien preguntará para que sirve zafar de la condena. Sirve para la imagen del país, sirve porque las condenas internacionales aíslan políticamente a los países, porque después con que autoridad reclamamos ante los crímenes humanos internacionales si no juzgamos los domésticos, y también sirve porque las condenas pueden traer perjuicios económicos.
Pienso que no está bueno que el país reciba una condena internacional en derechos humanos bajo un gobierno de izquierda, por eso es que hay que apoyar al Ministerio de Relaciones Exteriores. Y si yo fuera votante del Partido Nacional o del Partido Colorado, defendería por encima de todo la imagen del país, porque el país es de todos y no se merece una vergüenza internacional que manche el prestigio que conservamos.

La voluntad popular que debemos citar es que la gente quiso que el Frente Amplio esté en el gobierno, la gente quiso que tengamos mayorías parlamentarias sabiendo que el programa frenteamplista incluía la erradicación de la ley de impunidad. La gente puso a ese programa en el gobierno, y es esa voluntad popular la que debemos de respetar.

b) Lo más insólito es ver a quienes dicen que estamos violando la separación de poderes, salteándose olímpicamente la parte de la Ley de Caducidad que a texto expreso dice que el Poder Judicial deberá consultar al Gobierno los casos que correspondan investigarse. Por suerte los rostros cara de piedra cada vez se les hace más difícil encontrar caretas de su talla.

c) Después están los que nos tildan de revanchistas, claro, imagino que no serán los mismos que entonando el «volveremos, volveremos» fueron a provocar al Ministerio de Defensa, imagino que no serán los mismos que se decían salvadores de la patria, imagino que no serán los mismos que califican al gobierno de «contaminación marxista». Para su información, nosotros no torturamos, porque no somos vengativos, no desaparecemos niños, porque no somos vengativos, ni violamos mujeres, porque no somos vengativos. Es cierto que no debo olvidarme, que el derecho a la libertad de expresión no se les puede negar, porque no se si lo dije, no somos vengativos. Y como no somos vengativos, tenemos que escuchar cualquier disparate.

Sinceramente no les puedo creer, a quienes dicen que juntarían firmas para revocar nuestra ley interpretativa, pues no tienen el valor ni la fuerza de salir a la calle a pedir una firma contra los derechos humanos, no tienen idea de lo que es rastrillar una feria, un velódromo, ellos utilizan la política para su progreso personal y de ahí se suben a caballo de la voluntad popular.

Y si acaso lo intentaran, nos encontrarán a nosotros, las generaciones que abrazamos los derechos humanos como nuestra primer gran lucha política, firmes, leales defensores de lo que es, a decir verdad entre las banderas frenteamplistas, la más pura y digna de llevar, la bandera de la memoria, de la verdad y de la justicia.

Un Comentario para “Argumentos para apoyar la Ley Interpretativa.”

  1. sandra alvarez daissón

    Oct 28th, 2010

    Le mandé esta carta a Nin y a J. Saravia
    Estuve escuchando atentamente sus declaraciones públicas manifestando
    su opinión en los medios sobre su decisión de votar en la cámara de
    senadores en contra el proyecto de Ley Interpretativo de la Ley de Caducidad.
    Ud. dice que no se puede por mayorías circunstanciales dejar en letra
    muerta una ley de impunidad que en el referendum y el plesbiscito quedó
    ratificada. Tal vez Ud. deba recordar que la ley de caducidad fue > votada por mayorías circunstanciales. Hoy existe una ley de impunidad que es una vergüenza para los
    uruguayos, que ha sido considerada inconstitucional por la suprema Corte de Justicia y que ha hecho que el Uruguay haya sido observado porque contraría los tratados internacionales sobre Derechos Humanos. Especialmente la ley de impunidad es una herida abierta porque un país que no resuelve y elabora sus traumas, un país basado en mentiras sobre su pasado, un país que niega su historia, un país que encapsula su
    dolor, que da vuelta una página sin haberla leido, un país así no puede avanzar hacia el futuro. Porque la ley ha contribuido también a producir una subjetividad en donde se inscriben la inseguridad ciudadana, la falta de solidaridad, etc. Siento que Ud es muy respetuoso de un plesbiscito y un referendum pero no es tan respetuoso del dolor de los miles de compañeros a los que se les vulneró todo derecho, a los cientos de desaparecidos, y al sufrimiento de los familiares. Esa herida no se cierra.
    Además no debe olvidar que la posición que Ud tiene en el senado es debido a una fuerza política. La gente no vota individuos. Y esa fuerza política ha decidido en varias instancias la anulación de la ley de caducidad. Y dice el Dr. Risso que no es inconstitucional que se realice una ley interpretativa que haga que la ley de impunidad quede en letra muerta. Le podría contar mucho sobre el sufrimiento de todos estos años por los compañeros desaparecidos, torturados . Creo que Ud. lo sabe.
    No me gustan las acusaciones ni los insultos. Ud. habló de una manera tan fría, en la televisión que me hizo sentir muy mal. Y fui a su despacho en el Legislativo para hablar. No me atendió. Saluda atte: Sandra Alvarez Daissón, cel: 094 … (Quitado por Adm.)
    ——–
    No quiero más impunidad
    Dice Karl Marx en El dieciocho de brumario de Luis Bonaparte: “Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa. Caussidiere por Mandón, Louis Blanc por Robespierre, la Montaña de 1848 a 1951 por la Montaña de 1793 a 1795, el sobrino por el tío, y la misma caricatura en las circunstancias que acompañan a la segunda edición del 18 Brumario.”
    Y antes, cuando tenía 19 años había escrito: “Todo gigante….presupone un enano; todo genio, un ignorante retrógrado; y toda tormenta en el mar, el barro, y tan pronto como el primero desaparece, comienza el segundo, se sienta a la mesa, despatarrando arrogantemente sus largas piernas. Los primeros, son demasiado grandes para este mundo, y por ello son expulsados. Pero los segundos arraigan en él y permanecen, como los hechos lo demuestran, pues el champán deja un regusto repulsivo durante mucho tiempo, César, el héroe, deja tras él a actores como Octavio, el emperador Napoleón y el rey burgués Luis Felipe….” Pensé en Eleuterioy pensé en Raúl Sendic. Pensé en Aparicio Saravia y en Jorge Saravia!!! Pensé en Artigas y en Lavalleja o en Rivera. Porque, ¿dentro de cien años, qué se escribirá de R. Nin, de J Saravia, de Baraibar, del Ñato Fernández Huidobro? Pero no me quiero conformar con el hecho que “la Historia me absolverá”. Quiero que hoy, 28 de octubre de 2010, se vote la ley interpretativa que deja en letra muerta la ley de caducidad. Sandra

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==