viernes 30 de octubre, 2020

Un debate fecundo para el Frente Amplio

Publicado el 13/09/10 a las 2:01 pm


Por Pablo Anzalone, Secretario General del PVP.

El Plenario Nacional del Frente amplio llevó adelante una discusión importante en las jornadas del 11 y 12 de setiembre. Por primera vez en el órgano máximo del Frente se asume un proceso de debate autocrítico que recoge ya muchas reflexiones de sectores, comités, departamentales, incluyendo numerosas opiniones en la página web del FA. La discusión de cientos de Comités de Base el pasado 25 de agosto fueron también pasos enriquecedores.

En este proceso algunos cuestionamientos aparecen reiteradas veces. El funcionamiento actual del Frente se ordena por la recepción vertical de informes mientras que la discusión queda, muchas veces, reducida a temas internos o problemáticas secundarias. Por ej. Cuestiones relevantes como los fundamentos generales del proyecto de Presupuesto Nacional no han sido analizadas en la fuerza política.

Otros puntos de vista enfatizan la importancia de la fuerza política para la elaboración de los grandes lineamientos estratégicos, que no pueden ser abordados por el gobierno, dadas las urgencias de la gestión cotidiana. Habría que agregar que la labor de gobierno no se reduce nunca a la gestión inmediata sino que trabaja también sobre las perspectivas de mediano y largo plazo. En tal sentido la reflexión de la fuerza política debe integrar necesariamente a quienes están en responsabilidades de gobierno. Cabe señalar que la desactivación de la labor programática es una decisión política equivocada de la conducción frenteamplista, fundada, implícitamente, en el propósito de evitar interferencias partidarias con la gestión de gobierno.

Por otro lado existieron referencias al rol de la fuerza política construyendo raíces en la población, recogiendo las expectativas y percepciones, operando como ojos y oídos que canalicen hacia el gobierno el sentir popular. El vínculo cercano de un partido con la población en cada barrio o localidad, no surge sólo por la gestión de gobierno.

Sin embargo, pensar que la función principal de los comités de base es operar como receptores de las demandas ciudadanas tiene varios inconvenientes. El primero es concebir que la solución a los problemas esté sólo en el gobierno, segundo que reduce la participación social a la demanda, tercero que pone a la fuerza política en el rol de demandante.

Ninguno de los mayores problemas que enfrenta la sociedad uruguaya, ninguna de las transformaciones de fondo, puede llevarse a cabo sin una participación ciudadana fuerte que construya valores diferentes, nuevas formas de relación social y de vínculo con el medio ambiente. Junto con la acción de gobierno es preciso gestar múltiples formas de participación social y democratizar las políticas públicas.

Cualquiera de los ejemplos más sentidos por la población: la inseguridad, la salud, la educación, la inclusión social, muestran la importancia de la participación ciudadana en los procesos de solución. Mencionemos sólo los Planes de Desarrollo Municipal, las Mesas de Convivencia y Seguridad Ciudadana, o las organizaciones de usuarios de la salud.

Allí está un campo prioritario de acción de la fuerza política, promoviendo el involucramiento ciudadano, asumiendo un rol claro respecto a los problemas que vive la gente, contribuyendo a construir las soluciones. Es su responsabilidad generar un discurso político que fundamente esa participación. Sólo el discurso y la acción política unifican los pequeños pasos cotidianos en una perspectiva estratégica, le dan sentido a los esfuerzos locales y también a la labor gubernamental en los temas. La política tiene la invalorable dimensión de producir transformaciones al unificar en un mensaje, en un discurso, a hombres y mujeres que llevan adelante experiencias aisladas, procesos que aparecen separados. Forjar una mística del cambio es un instrumento poderoso y estar en el gobierno no puede amputarnos esa perspectiva.

En un debate en la coordinadora N, una compañera resumió nítidamente este tema: antes sabíamos cuál era nuestro rol, se sentía claramente como la militancia de cada uno era fundamental para lograr los cambios. Había que derrotar a la dictadura, promover los plebiscitos, contribuir a ganar el gobierno. Hoy ese porqué, esa motivación, ese rol no está claro, por parte de la fuerza política y por parte del gobierno. No es sólo que dejamos de ser oposición para ser gobierno, sino el tipo de relación entre fuerza política y gobierno que se implantó en estos años, quien dejó al Frente y a la militancia frenteamplista sin esa razón de ser.

Es el rol de la fuerza política en la escena nacional lo que está en cuestión.

El Frente requiere una estrategia para abrir sus puertas, ampliar sus vínculos y generar iniciativas de acción hacia la población. Más que estructuras cerradas, integrar instancias amplias, donde el intercambio se produzca de variadas formas. Es absurdo que la información no circule por medios informáticos y la discusión se centre en los temas de fondo y en la acción política, combinando distintas formas de intercambio. El estatuto actual habilita la realización de asambleas abiertas, plebiscitos, consultas a todos los frenteamplistas. ¿Por qué no generar una línea de trabajo fuerte desde los Comités y Coordinadoras utilizando estas herramientas? Con fuerte apoyo desde la conducción frenteamplista. La realidad de los municipios requerirá la creación de nuevas formas organizativas en lo político. ¿Porqué no innovar con modalidades participativas en este nivel?

La estrategia que ha predominado hasta ahora, deja a la fuerza política en un rol marginal y la condena a la inacción. La continuidad de esta inercia nos puede llevar a grandes derrotas. El debate del Plenario Nacional requiere continuidad, profundización, amplitud y luego definiciones claras sobre los grandes ejes de acción hacia el próximo período.

Tomado de La Repúblca, 13/9/10.
http://www.larepublica.com.uy/editorial/423725-un-debate-fecundo-para-el-frente-amplio

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==