martes 20 de octubre, 2020

Símbolos que construyen realidades

Publicado el 22/03/10 a las 10:30 am

Entrevista a JULIÁN GONZÁLEZ, especialista en temas militares. Por NELSON CESIN

El docente e investigador del Instituto de Ciencia Política analizó distintos aspectos del mensaje presidencial. Lo que sigue es un resumen del diálogo que mantuvo con Brecha.

MUJICA SABE QUE las formas y los símbolos para los militares son muy importantes. Yen ese sentido da un par de señales significativas. En Durazno hay dos unidades militares, una del Ejército y otra de la Fuerza Aérea, y él decide dirigir su mensaje desde esta última, que es la fuerza más débil desde el punto de vista de presupuesto y poder. Este mensaje no es inocente, y después se corrobora en su discurso. La otra señal son los invitados: nunca en la historia hubo una reunión de esas características, con invitados que iban desde el escalafón máximo a los grados inferiores en la jerarquía de las tres fuerzas. Esto hay que atarlo con su gesto en la plaza Independencia el día de su asunción, cuando saluda desde los generales hasta los soldados, siendo que tradicionalmente el saludo sólo es a los comandantes en jefe.
Esto supone un modo distinto de relacionamiento, pero que no deja de deja de respetar las jerarquías. Porque cuando Mujica llega a Durazno, primero va a la unidad del Ejército para dialogar con los tres comandantes, y después hace la reunión general en la base de la Fuerza Aérea. En otras palabras, respetando las jerarquías él logra simbólicamente “puentearlas” para llegar en forma directa al conjunto de la fuerza, sobre todo a la base. Eso tiene que ver con lo que plantea en el discurso: la necesidad de usar todos los recursos posibles para pelear contra la pobreza.

LA CONSTRUCCIÓN DE CONFIANZA.

Creo que para los militares no es fácil asumir que Mujica es el jefe. Lo asumen disciplinadamente, pero además tienen que asumir que Rosadilla es el ministro de Defensa, que Bonomi es el ministro del Interior, que otro ex tupamaro estará a la cabeza de los servicios de inteligencia, no es fácil digerir el tema. La preocupación central está en construir confianza, pero en función de un objetivo: apelar a los militares como uno de los instrumentos en su estrategia de lucha contra la pobreza. Pero ojo, en última instancia les dice: “los que tienen que levantar la hipoteca son ustedes”, y que la manera de hacerlo es relacionándose mejor con la sociedad, haciéndose querer por la sociedad. Cuando habla de la relación entre las Fuerzas Armadas y la sociedad, lo que hace es darles un deber, decirles que se tienen que ganar el cariño de la gente.

OTRAS CONDICIONES.

Mujica está aprovechando las condiciones que creó Tabaré Vázquez para un nuevo relacionamiento. Del protagonismo que tenían los centros sociales militares cuando empezó el gobierno de Vázquez al que tienen ahora hay un abismo. Eso quiere decir que la oficialidad en actividad ya no se siente tan representada por los militares retirados, quizá porque ahora tiene un buen relacionamiento  con las jerarquías políticas. Porque los centros sociales siempre han jugado el papel de sindicatos de militares: cuando hubo intranquilidad, problemas, la oficialidad siempre se manifestó por esa vía.

¿LA POLÍTICA MILITAR DE MUJICA DIFIERE DE LA DE VÁZQUEZ?

Faltan elementos aún para responder esa pregunta. Pero yendo al discurso de Durazno, uno ve que en lo profesional habla de dos temas graves a resolver: el del espacio aéreo y el del mar territorial, es decir, habla de la Armada y de la Fuerza Aérea, con lo cual otorga cierta prioridad a estas dos ramas en detrimento del Ejército. Nosotros tenemos un Ejército muy grande, una Armada muy chiquita y una Fuerza Aérea mínima. Y en realidad deberíamos tener una ecuación inversa. Esa es una nueva forma de priorización.

PROS Y CONTRAS DE LA PARTICIPACIÓN EN TAREAS SOCIALES.

Lo peligroso es cuando las Fuerzas Armadas, en función de sus propios objetivos institucionales, fijados autónomamente, desarrollan esas tareas de apoyo a la comunidad. Una cosa muy distinta es cuando el gobierno les dice: “Señores, tienen que hacer esto”. Claro, Mujica les dice a su vez “esto les viene bien a ustedes, pero se los mando yo”. Hay obviamente un uso muy heterodoxo del instrumento militar, que es propio de Mujica, de su impronta. Ahora, si uno se sale de la ortodoxia doctrinaria y analiza los problemas del país, si se hace de manera cuidada y evitando algunas de sus facetas peligrosas, uno se pregunta por qué no utilizar a las Fuerzas Armadas para tareas en favor de la inclusión social.

Tomado de BRECHA, 19/3/10.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==