martes 24 de noviembre, 2020

“Hay gente que quiere hablar pero que está con miedo”

Publicado el 18/12/08 a las 12:00 am

Entrevista a MIRTHA GUIANZE, Fiscal penal de 2° Turno



Oriunda de Las Piedras, donde fue galardonada por una agrupación de mujeres por su lucha en pro de los derechos humanos, la fiscal Mirtha Guianze dijo a Ultimas Noticias que sintió satisfacción por la tarea cumplida cuando Gregorio Álvarez fue procesado, hace exactamente un año. Afirmó que no hay ningún militar arrepentido y reconoció que es injusto que haya una cárcel especial para militares presos por casos de lesa humanidad. Guianze contó que recibió ataques por su tarea y que le consta que hay militares de rango inferior que «quieren hablar, pero están con miedo».

-¿Cómo se siente al saber que es partícipe de un hecho de enorme trascendencia?

-A mí no me gusta tomar el tema como un hecho histórico, aunque comprendo que muchos ven un simbolismo en el procesamiento de Gregorio Álvarez. En nuestra profesión debemos tomar todos los casos de la misma manera. Es difícil, pero es el deber que tenemos.

-Cuando el juez Luis Charles procesó a Gregorio Álvarez, ¿qué sintió?

-Me pareció que era justo, porque habíamos trabajado mucho. Me produjo una satisfacción personal como profesional, pero no porque vaya una persona presa. También sentí tranquilidad y tuve muchas manifestaciones de gente que me hace saber que se siente reconfortada, porque lo ve como una cuestión de justicia. También recibí ataques de gente que no está de acuerdo con el procesamiento, de parte de prensa o de alguna personalidad.

-¿Festejó el procesamiento de Álvarez?

-Acá en la Plaza Cagancha hubo una celebración, pero yo no puedo participar en ese tipo de manifestaciones. En todo caso, el festejo es una cosa íntima, pero no voy a hacer una fiesta porque haya procesado a alguien.

-¿Cómo fue su primer contacto con la causa?

-El abogado denunciante, (Óscar) López Goldaracena, fue a presentar en 2006 la demanda al juzgado de Charles, quien se lo rechazó porque dijo que era un caso distinto, años distintos e incluso imputados distintos a los que se venían investigando. El expediente fue a la Oficina de Distribución de Turnos y ésta, como había un antecedente en el 19°, lo mandó para allí. Álvarez declaró tres veces y siempre fue muy respetuoso. Yo no tengo ninguna cuestión personal contra Gregorio Álvarez; la gente lo ve como un símbolo. Siempre saluda, no hay ningún problema con él.

-¿Sintió miedo en algún momento durante el proceso?

-No, aunque he tenido alguna señal que me da la impresión de que me han querido hacer saber que están ahí. Pero nadie puso en peligro mi vida y no creo que eso suceda en Uruguay. En la Argentina me da la impresión de que siguen operando grupos paramilitares y hay otra impunidad. Acá hay más contención, somos menos y se conoce más la gente.

-¿Cuánto influye el aspecto familiar en su trabajo?

-No influye para nada. A mi marido le pidieron si podía esconder gente del MLN cuando este ya estaba desbaratado y él habló para poder conseguir un lugar. Y eso fue todo, no perteneció nunca al MLN. Lo procesaron por un delito de asociación y estuvo menos de un año preso. Pero han hecho una bulla excesiva del tema.

-Los familiares de desaparecidos denuncian que hay datos nuevos que no salen a luz. ¿Usted qué opina?

-Falta mucho todavía. Y siempre va a quedar algo en el tintero. Hay gente de rango más bajo que quiere hablar, pero están con miedo o juramentados para no hablar. Y hay datos que andan en el aire, pero no tenés cómo probarlos.

-¿Qué opina de la ley de Caducidad?

-Estoy de acuerdo con la idea de Gonzalo Fernández de que es un “mamarracho”. No es una amnistía; se inventó para salir del paso. Para mí es inconstitucional y está en contra de muchas obligaciones internacionales que Uruguay contrajo antes de la dictadura.

-¿Es justo que los militares procesados por casos de lesa humanidad estén en una cárcel especial?

-Todos los presos deberían estar en condiciones dignas, aunque entiendo que no es justo que haya hacinamientos en unas cárceles y que en esta otra estén cada uno en su habitación, con comodidades que no tienen los otros presos.

-¿Cómo definiría la actitud de los militares? ¿Hay algún arrepentido o aún se sienten impunes?

-Yo no he visto a ningún militar procesado arrepentido. Hay actitudes distintas: gente que es más amable y respetuosa, y gente que toma posiciones beligerantes. Y hay de los que están convencidos de que cumplieron con su deber, que lo que hicieron está bien y lo reivindican.

-¿Quién, por ejemplo?

-Gavazzo, que todavía se siente un soldado de la patria que cumplió con su deber. A Ramas lo dejé de saludar porque el juez le quiso dar la mano y él contestó: “¿Es obligación?”. Si no le dio la mano al juez, entonces dije: “¡Qué le voy a dar la mano yo!”.

-¿Y quiénes son más respetuosos?

-Vázquez. Es un sujeto un poco mitómano. Te dice: “Yo vengo acá a mentir”. Siempre cuando viene me saluda con un beso y un: “¿Cómo le va, doctora?”. Ramas es un sujeto con un carácter muy fuerte. “Pajarito” es una persona con conflictos muy importantes. Pero ningún militar me faltó el respeto

Sueños feos

La fiscal Mirtha Guianze se siente respaldada. «Me paran en 18 de Julio para darme la mano y felicitarme», contó, y comentó que hasta en los ómnibus la reconocen. «No, por favor, a usted no le vamos a cobrar el boleto», le dicen. Pero la historia también golpea a la fiscal por las noches. Leer y enfrentarse una y otra vez a las mismas historias la llevó a soñar con ellas. «En los sueños siempre estoy buscando algo», explica. Si bien dice ser «muy dura como para llorar», sostiene que la parte más «fea» de su labor son los casos de niños arrancados de los brazos de sus madres.

Tomado de Ultimas Noticias, 17/12/08.

2 Comentarios para ““Hay gente que quiere hablar pero que está con miedo””

  1. Marisa

    Dic 24th, 2008

    felicitaciones a la Sra. Guianze, es un ejemplo de dignidad, y de coherencia

  2. Juan José Sarachu Oneto

    Ene 7th, 2009

    Valiente, comprometida, coherente con una gran honestidad intelectual, me sumo a las felicitaciones.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==