martes 20 de octubre, 2020

Un Congreso para organizar la lucha

Publicado el 20/11/08 a las 12:00 am

X Congreso del PIT-CNT :

Compañeros José D’Elía – Hugo Cores

Documento del Frente Sindical León Duarte

Integramos una corriente sindical que hunde sus raíces en la más rica historia del movimiento obrero uruguayo, una corriente liderada por hombres y mujeres que contribuyeron a imbuir a nuestra clase de valores fundamentales como la solidaridad, el internacionalismo, la combatividad y un profundo sentido unitario. Compañeros como Gerardo Gatti, León Duarte, Hugo Cores, Elena Quinteros, Gilberto Coghlan, Miguel Gromaz y tanto otros llevaron a la práctica la expresión de Gerardo “mano tendida al compañero, puño cerrado al enemigo”.
Durante el largo proceso de construcción de la unidad de la clase obrera uruguaya, nuestra corriente sindical, junto a otros compañeros y compañeras de diversas raíces ideológicas como José D’Elía, Gerardo Cuesta, Héctor Rodríguez, Rodríguez Beletti y tantos otros, comprendieron tempranamente que más importante que las diferencias entre los dirigentes era la unidad de los trabajadores. Esta unidad acuñada en las fábricas, talleres y oficinas, en los cuarteles y calabozos, es uno de los aspectos fundamentales que distinguen a nuestro movimiento obrero en el mundo.
De raíces libertarias, con un profundo sentido democrático y de la participación de los trabajadores en la toma de decisiones nuestra corriente denunció y enfrentó sin ambigüedades el ascenso militarista en el país, propiciado por las clases dominantes que fue la antesala del golpe y del Terrorismo de Estado.

A principios del 2005 discutíamos en el PIT-CNT cuales serían los aspectos más salientes de la instalación de un gobierno progresista en el país. Llegamos a algunas conclusiones que fueron corroboradas por la realidad. En primer lugar, se produciría en el país un ascenso en la lucha de clases. Al mismo tiempo era imprescindible para el movimiento sindical abstraerse de las desviaciones en las cuales podíamos incurrir en esta etapa. Decíamos con toda claridad: el movimiento obrero no puede ni debe convertirse en un apéndice del gobierno ni tampoco en el Partido opositor.
Reivindicamos la independencia y autonomía de nuestra clase sin que ello significara que nos fueran indiferentes los cambios políticos operados en el país. Fue así que comenzamos a transitar el camino que nos permitiera, junto a otros sectores del movimiento popular,  erigirnos en columna vertebral de los cambios imprescindibles para la inmensa mayoría de los uruguayos. Esta premisa se basa en que a lo largo de su historia nuestro movimiento obrero no se limitó a expresar las reivindicaciones corporativas de los trabajadores sino que desarrolló una profunda vocación de transformación social, acuñando la solidaridad como valor fundamental.

Un Congreso es la oportunidad propicia para analizar si los objetivos planteados como así también la táctica y la estrategia que definimos para llevarlos a cabo fueron las adecuadas. Creemos que a grandes rasgos logramos transitar este período de profundización de la lucha de
clases con aciertos. Impulsamos cambios fundamentales a favor de la democracia.

Reconocemos avances sustanciales en esta materia como la instalación de los Consejos de Salarios que permitió no solamente la lucha por profundizar la distribución de la riqueza en el país, sino la organización de decenas de sindicatos y la incorporación de miles de trabajadores a su herramienta de clase. Aquí enfrentamos y enfrentaremos la profunda actitud antidemocrática de cámaras empresariales que se sintieron muy cómodas en el período de la dictadura cívico- militar como así también en las décadas del neoliberalismo que les permitió arrasar conquistas acuñadas durante décadas por la lucha de los trabajadores.

Han existido también avances importantes en materia de Derechos Humanos. El juzgamiento y procesamiento de terroristas de Estado, la ubicación de los restos de compañeros desaparecidos como Chaves Sosa y Fernando Miranda, la prisión de Bordaberry,  Gregorio Alvarez y la patota de Gavazzo, significaron un cambio sustancial con respecto a la actitud de los Ejecutivos anteriores, que fueron cómplices de los criminales consagrando su impunidad.
Todo esto sin duda, de enorme importancia, no nos hace perder de vista que la sola existencia de la Ley de Caducidad es una afrenta a la democracia y una espada de Damocles sobre las futuras generaciones. La campaña de recolección de firmas para la anulación de la Ley de Caducidad es una fuerte apuesta al futuro y a la profundización democrática y una garantía para que las futuras generaciones de uruguayos NUNCA MAS se vean expuestos a la dictadura, al terrorismo de Estado y a la tortura como práctica de represión política.

La aprobación del Sistema Integrado de Salud, profundamente resistido por la derecha y los empresarios,  ha significado un avance para lograr la transformación del sistema de salud del país hacia un sistema que permita el acceso universal, la cobertura de todos los menores de 18 años y el aporte según los ingresos. Ha significado también un importante avance en la democratización del sistema mediante la creación de la Junta Nacional de Salud, mecanismos de control y participación social para los controles de la gestión.

Para profundizar este avance es necesaria una acción decidida del gobierno y de las organizaciones sociales que estén dispuestas a enfrentar la mercantilización de la salud y los intereses lucrativos de las corporaciones que anteponen los intereses particulares sobre los derechos de la ciudadanía.
Por eso decimos que no es casual que la derecha y el empresariado medico se opongan a esta reforma ya que están en juego intereses de clases. Aun falta mucho por hacer en este campo. Es necesario ampliar los derechos y asegurar el acceso a la  población que aún no está incorporada al sistema, con especial énfasis en los sectores de menores ingresos.
También es necesario fortalecer el sector publico con el fin de no perpetuar las diferencias.
Estando ya implementada la financiación se deberá en este periodo hacer énfasis en el modelo de atención priorizando la prevención en Salud.
La participación social que ha costado tantas batallas conquistar debemos de llenarla de contenido, fortaleciendo la participación directa de la población creando vinculación entre lo institucional y lo territorial
Es imprescindible corregir aspectos de implementación para que ningún trabajador sufra pérdida salarial o perdida de conquistas.

En aspectos vinculados a la Salud Sexual y Reproductiva entendemos que la reciente aprobación de la Ley en el Parlamento marcó un paso de singular importancia hacia una sociedad más sana, que empiece a liberarse de las trabas de la hipocresía que impiden su plena realización. Rechazamos el Veto del Poder Ejecutivo que impone la voluntad personal del Presidente por encima de la voluntad popular.

Debemos avanzar en el Derecho a la Seguridad Social, asegurando su gestión a través de instituciones sin fines de lucro, con participación de los actores sociales  y regidas por principios de Solidaridad Intergeneracional, garantizando la suficiencia de las prestaciones y permitiendo una redistribución del ingreso en favor de los más necesitados. La eliminación de las AFAPs resulta imprescindible para concretar estos objetivos.

Es necesaria una profunda transformación del Estado que permita avanzar en la participación de la ciudadanía en la construcción y aplicación de las políticas públicas, y cambiar las estructuras injustas matrizadas para mantener los privilegios de las clases dominantes. Esta transformación no puede concebirse únicamente desde el plano institucional ya que no podrá operarse sin la activa participación de los sectores sociales, y en particular de los trabajadores.

En los últimos años el crecimiento de la economía y la suba de los precios de las materias primas a nivel internacional permitieron un importante crecimiento en el PBI. Esto no significó una mejora en la distribución de la riqueza entre los uruguayos. La apropiación de la mayor parte del ingreso, por parte de los sectores económicamente más poderosos, se hizo en detrimento de los más desposeídos. A título de ejemplo podemos decir que tanto en el sector exportador como en el comercio las ganancias de los empresarios fueron de gran dimensión sin que ello repercutiera en un crecimiento proporcional en los salarios de los trabajadores del sector ni en beneficios para el conjunto de la sociedad. Una más justa distribución de la riqueza es un aspecto esencial para el desarrollo de un país democrático con justicia social.
Las inmensas brechas sociales, económicas, culturales que dejaron décadas de políticas neoliberales provocaron grandes fracturas en la sociedad que nos va a llevar muchos años poder suturar. En momentos en que el mundo asiste a una amenaza de crisis global cuyas repercusiones aún son difíciles de establecer, los trabajadores tenemos la obligación de asegurar que el efecto de la misma no vuelva a caer una vez más sobre los más desposeídos. Esto es una imperiosa necesidad desde el punto de vista democrático. Rechazamos de plano las recetas liberales de disminución del gasto público y la abolición de políticas sociales que algunos encumbrados voceros de la derecha con expectativas presidenciales pretenden dictarnos. Por el contrario estamos plenamente convencidos de que el Estado debe cumplir, en este momento histórico, un papel fundamental como locomotora del desarrollo.

El fortalecimiento del movimiento sindical va de la mano de un imprescindible crecimiento en organización a la vez que de un profundo rescate de los valores propios de la clase obrera: solidaridad, participación,  compromiso y unidad, forjada desde cada lugar de trabajo. La incorporación de miles de jóvenes al mundo del trabajo y a los sindicatos exige al movimiento obrero atender con particular énfasis los aspectos de formación tanto desde el punto de vista técnico como los valores acuñados a lo largo de la historia de las luchas populares. Exige también una actitud abierta, militante contra todas las formas de discriminación.

La unidad de acción del movimiento obrero internacional es una premisa básica para el movimiento obrero uruguayo. Mantener lazos de fraternidad, con todas las organizaciones sindicales del mundo responde a las mejores tradiciones de nuestra clase obrera, que debemos continuar desarrollando en el marco de independencia que ha caracterizado a nuestro movimiento sindical.

En el plano interno de nuestro movimiento sindical profundizar la unidad implica que nadie intente adueñarse de ella. La constitución de la dirección del movimiento sindical debe evitar toda forma de avasallamiento de las distintas concepciones que existen en nuestro PIT-CNT.

La perspectiva inmediata de lucha debe incorporar movilización entorno a la Anulación de la Ley de Caducidad, aspecto central de la lucha democrática en el país.
Es imprescindible a su vez profundizar la lucha por una más justa distribución de la riqueza, transitar el camino hacia la eliminación de las AFAPS, aumentar el monto del mínimo no imponible del IRPF llevándolo al valor de la media canasta familiar, aumentar la imposición a las rentas de capital en el marco de la reforma tributaria y eliminación de las zonas francas.

¡ARRIBA LOS QUE LUCHAN!

FRENTE SINDICAL LEON DUARTE

4 Comentarios para “Un Congreso para organizar la lucha”

  1. ARLETTE

    Nov 12th, 2008

    La reforma tributaria y la aceptación de hechos consumados.

    Hugo cores
    Síntesis preliminar de la consulta pública sobre los “Lineamientos Básicos para la Reforma Tributaria”.(…)
    Es propósito del Gobierno Nacional impulsar una transformación estructural del sistema tributario, basada en los principios de equidad, eficiencia y estímulo a la inversión y el empleo.

    4. Desborde y rechifla
    El texto que trascribimos más arriba, que se presenta como del gobierno, fue difundido en Internet desde las páginas del Ministerio de Economía y Finanzas. Intenta constituir una respuesta a las preguntas formuladas por la ciudadanía ante los lineamientos iniciales presentados por el MEF a principios de noviembre del año pasado.
    La propuesta cuando fue presentada no incluía esa ‘adoración a los hechos consumados” que se le agrega ahora. Demás está decir que ni la propuesta inicial y menos estas consideraciones de ahora fueron discutidas en ninguna instancia colectiva ni orgánica.
    Enunciada en una asamblea o en un ámbito representativo ¿sería descartable una rechifla cuando se sentencia públicamente la imposibilidad de la justicia tributaria y el enterramiento de la aspiración histórica de la izquierda de que pague más el que tiene más?

    Este planteamiento seguramente será bien recibido en algunos estamentos sociales y políticos, difícilmente por los obreros y los empleados, que de paso han dejado de recibir salarios y sueldos para recibir “la renta del trabajo”.
    Obreros y empleados que tendrán que soportar el grueso de la carga impositiva porque, a diferencia del capital huidizo, carecen de volatilidad, están amarrados al piso y nadie en la tierra, en esta dulce tierra, estaría delineando un sistema tributario sustentado en los principios de la justicia social.
    De consagrarse la propuesta que criticamos, sería un avance. Pero no un avance de la izquierda. Sería una victoria de los que siempre han sostenido que la justicia tributaria no era posible. Ahora esa afirmación estaría adornada por la confirmación otorgada por las autoridades del MEF.

  2. ARLETTE

    Nov 12th, 2008

    5- Sin respaldo bíblico
    La temeraria invasión en el terreno de los valores éticos que propone el MEF no parece surgir de habilitaciones estatutarias ni constitucionales. Es un desborde desde el poder y no hay Biblia que la respalde ni provea del más tenue olor a santidad.
    La propuesta de abdicar de la justicia social y doblegarse ante las reglas de juego de la globalización capitalista no es una determinación técnica ni el cumplimiento de una ley de la naturaleza. Es una decisión cargada de contenidos, políticos y éticos.
    Y para saldar, por sí y ante sí, a nombre de todo el gobierno frenteamplista, en ese terreno ideológico, el MEF no tiene competencia
    UN RECUERDO HUGO

  3. Leonardo Martínez

    Nov 21st, 2008

    ¿Y el projecto de Ley de Educación?

  4. Gustavo

    Nov 30th, 2008

    Distinguidos compañeros:

    Me gustaría conocer la posición de la organización en el conflicto que mantienen los empleados del CASMU con el SMU.-

    Gracias.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==