domingo 25 de octubre, 2020

Memorias de un breve viaje al Paraguay

Publicado el 29/05/08 a las 11:22 pm

Fiesta paraguayaEscribe: Daniel Gerhard

En unas horas se va a cumplir un mes de nuestra partida al Paraguay. Un mes de que mi compañera Virginia y yo nos subiéramos a un ómnibus sin saber que ésa sería nuestra casa por 27 horas. . . así como tampoco teníamos conocimiento que en él viajaba una decena de jóvenes del conservador Partido Nacional.

Dormir, charlar, comer, escuchar música, dormir más fueron las principales actividades en esas horas, tampoco faltó una guitarreada en donde unirnos los gremios universitarios y lo que íbamos representando a partidos políticos de Izquierda para cantar “Hasta Siempre” o “Gallo Rojo” sabiendo que nos ganábamos un distanciamiento con esos muchachos de prolija apariencia y excesiva gomina.

Finalmente llegamos y fuimos recordando nuestra misión: observar las elecciones paraguayas. Nos recibieron (a los 250 uruguayos) con un espectáculo artístico impresionante, el compatriota Daniel Viglietti nos dio la bienvenida y luego otros artistas paraguayos nos entibiaros el corazón con su canto. A la 1 de la mañana nos fuimos a dormir.

Al día siguiente, sábado 19 de abril, tuvimos una mañana formativa en donde una mujer nos relató el contexto en que se darían las elecciones, destacando las particularidades de los tres principales candidatos: “una mujer, un milico y un cura”. Su exposición resultó muy polémica y despertó, cosa que no es muy difícil en los uruguayos, las ganas de preguntar, discrepar y debatir con la exponente y parte del público. . .

La tarde era libre, así que con Virginia, una amiga del ámbito cristiano y otra muchacha que andaba por ahí, luego de cambiar unos dólares por cientos de miles de guaraníes, partimos al centro de Asunción. Los ómnibus que se abrían paso en las calles asunceñas se parecían a los de la fuerza aérea y tenían un gran pegotín del partido oficialismo en el parabrisa, el tamaño era mayor que el del número del ómnibus, luego notamos que todos los tenían. Íbamos entendiendo algunas cosas.

Preguntando cada cinco minutos llegamos al Panteón de los Héroes. Es como un pequeño palacio que contiene los restos de importantes presidentes y militares, en las mayoría de los casos ambos componentes: presidentes militares. . . Entre ellos se encontraba Carlos Solano López, su hijo y presidente durante la Guerra de la Triple Alianza: Francisco Solano López y el polémico Dictador Vitalicio Gaspar Rodríguez de Francia. Con una actitud turística sacamos unas fotos y seguimos paseando. Cerca de ahí quedaba la casa presidencial, hecha por los Solano López, una imagen muy fuerte, este pequeño palacete le da la espalda al río Paraguay que queda más o menos a un kilómetro de allí, y entre medio, hay un leve barranco bastante selvático donde se “refugia” la pobreza. En el principal camino que se internaba en el cantegril, un pasacalle que decía “Todos somos 1” y junto con el número de lista, la cara sonriente de la colorada Blanca Ovelar.

Por último nos dirigimos a la Plaza uruguaya, cantando “A Don José” fuimos a saludar al caudillo oriental, nos llamó mucho la atención esta plaza, era grande y de vegetación espesa, el monumento tenía varios metros y todo estaba bien cuidado. Otra cosa curiosa, en ella había tres bibliotecas. Más allá de nuestras subjetividades, es una muy linda plaza.

Compramos algunos alimentos para el día siguiente y nos volvimos a nuestro lugar de descanso. Al día siguiente partimos a nuestros recintos electorales, obviamente un poco nerviosos y muy entusiasmados. Abandonamos Asunción y la tierra se volvió más rojiza y el paisaje más selvático, pero las 4×4 con enormes pegotines de la Alianza Nacional Republicana (Partido Colorado) estaban tan activas como en la ciudad. Recién once menos cuarto llegamos a la escuela donde comenzaríamos nuestra labor de observadores. Al llegar un “apoderado” (algo así como un veedor partidario) colorado junto al representante de la Corte Electoral nos saludaron y dijeron que todo estaba muy bien, tranquilo y normal, era evidente que nuestras remeras de observadores de alguna forma influía en sus conductas. Los ocho uruguayos en ese recinto nos distribuimos en las 22 mesas. En el medio de la escuela una cancha de básquetbol, lugar donde se aglutinaba mucha gente que conversaba con apoderados colorados y les acercaban cédulas, que en Paraguay es el documento de votación. Existieron momentos de tensión donde presenciamos discusiones de tono elevado, sus contenidos fueron difíciles de averiguar porque para discutir utilizaron el guaraní… Si bien hubieron episodios fraudulentos lo más agresivo es la presencia de los apoderados y su intromisión en todo; en como se conforman las mesas, en cualquier conflicto de cualquier naturaleza, hasta fueron los que dirigían el escrutinio!! El Partido Colorado tenía el doble de apoderados que todo el resto de los partidos, y trabaja en conjunto con el responsable de la Corte Electoral!

Por fin llegó el momento de contar los votos; cada mesa lo hizo de forma diferente, pero el resultado fue el mismo. En mi mesa Lugo tuvo 61 votos, el coloradismo 31 y Oviedo 30. Así fue en todo el recinto electoral y parecido en todo Paraguay. Antes de contarlos estábamos convencidos de que allí había ganado el oficialismo, pero evidentemente, la mayoría de los que fueron a votar discretamente, sin saludar a los todopoderosos apoderadas colorados, votaron por el cambio.

Cargamos nuestro equipaje en el ómnibus y partimos al centro, nos sacamos las remeras de observadores y festejamos en la Plaza de la Democracia junto al Panteón de los Héroes. Con Virginia una cosa nos rompió los ojos, y es que si bien era un festejo en común, y una gran consigna “se va Nicanor y el coloradismo” nosotros observamos dos festejos diferentes, él de los liberales, sobre grandes camionetas, banderas azules, música comercial y vestimenta de “chetos” (parecido a un festejo del Partido Nacional). Y el otro triunfo, el de la Alianza Patriótica Socialista, el del Tekojoja, el del P-MAS. . . el de los postergados de siempre. Luego de festejar y tomar prestada la alegría de los paraguayos, nos dirigimos a nuestro ómnibus, porque a las 0:30 partíamos de la tierra guaraní para volver a Montevideo. Dónde no nos esperaba una fiesta, dónde para la próxima fiesta nos queda mucho por hacer.

7 Comentarios para “Memorias de un breve viaje al Paraguay”

  1. Ale

    May 30th, 2008

    Desde ahora no entro más a esta página, con la cual me identificaba bastante. Gran parte del coloradismo derechista, se encuentra dentro de las alianzas que hizo Lugo. Que pena que no viva el Hugo!, estas cosas no pasarían en el partido que pensaba votar. Saluté!!

  2. daniel.g

    Jun 4th, 2008

    Me llegaron algunas críticas a Lugo y sus aliados… está muy bien que se de el debate, pero para eso escríbanlo en la página así lo enriquecemos entre todos!
    un abrazo a l@s compas

  3. Camilo

    Jun 5th, 2008

    Muchas gracias Daniel por este documento conmemorativo que nos dá un vistazo de este instante histórico de la democracia paraguaya a los que no estuvimos presentes.

  4. [martín] el Justi 567

    Jun 6th, 2008

    Dani, estaría bueno que en el informe se metiera algo más del proceso electoral, que tipo de corrupción había y hacia que lado.

    Felicitaciones por mencionar el ambiente previo a las elecciones de Paraguay, pero falta algo …

    Salute
    Democracia, Justicia, Libertad.
    Arriba los que luchan!
    Martín

  5. Virginia JPVP

    Jun 8th, 2008

    compañero Ale… reflexionando un poco sobre lo que escribias, te contesto que es una lástima que te sientas asi.. La realidad es que si bien sabemos que Lugo no es elgiro a la izquierda, no es el socialismo que soñamos para nuestra América, el 20 de Abril fue la fecha en que Paraguay se convencio de que los usurpadores como Nicanor Duartes Frutos no era la única realidad posible para el país, en un pais en que no se cree en la domocracia, 60% de los votantes concurrieron a las urnas (inédito en el pais) comenzado a creer que ellos podían cambiar algo, el pueblo se organizó para defender sus elecciones y esa lucha por la democracia no podemos mas que acompañar y celebrar!!! Soñamos con mucho mas que esto, pero ese día vimos en Paraguay un pueblo que defiende lo que le corresponde y esa lucha debemos hacerla nuestra también… porque solo a medida de que se convenzan de que juntos van cambiando las cosas, de que el Paraguay explotado no es el ñunico posible es que los cambios reales se iran dando. Compañero, no descontextualicemos las ideas!!!!

  6. Daniel.g

    Jun 9th, 2008

    Siguiendo la linea de Vir y con la esperanza de que Ale vuelva a visitar la página, recordar que estas elecciones le dejan a la Izquierda clásica y sufrida del Paraguay experiencias muy positivas como es la union de Converencia Socialista con el Partido Comunista del Parauay (que festejó este año su 80 aniversario), ahora existe la Alianza Patriótica Socialista que por un puñado de votos no llegó a un senador. Además en estas elecciones por primera ves una mujer guaraní (provininte de las tomas de tierras) salió diputada de San Pedro… son cosas que se lograron en esta construcción. . . siempre que se hace una casa grande, sobran escombros, nosotros somos otro claro ejemplo de eso… Un abrazo. Socialismo y Libertad

  7. Chino Coord. O

    Jul 6th, 2008

    La canción se llama «Los dos gallos», no el gallo rojo.
    Jeje, buen artículo, seguid así compañeros de trinchera.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==