Establecer como página de inicio

Partido por la Victoria del Pueblo ANULAR LA LEY DE IMPUNIDAD

 

 

Dos Argentinas

Escribe: Manuel Fernández López

No hace tantas décadas la Argentina se enorgullecía de tener –junto a Uruguay y Chile– un alto índice de alfabetización y una ancha franja social intermedia entre la clase “alta” y la “baja”, que nos “distinguía” de los demás países latinoamericanos, de la “América morena”, como decía el Carlo. Con esa clase media se asociaban rasgos como la “movilidad social”, lo que le confería cierta cualidad de puente entre los de abajo y los de arriba en la estructura social. Pero, como en la guerra, los puentes son destruidos por los enemigos del tránsito, y cada cual debe quedarse en su orilla. Severamente dañados sus bienes y sus ingresos, la clase media se fue transformando en gran parte en nueva clase pobre. Sin puente, los de arriba siguieron gozando de sus chiches modernos, sus 4x4, sus plasma, etc., en tanto los de abajo debieron ir renunciando a la educación de sus hijos para enviarlos a pedir limosna, renunciar al empleo por falta de preparación, etc. Hoy sabemos a cuántos llega la población de la Argentina hambrienta: 12 millones de pobres, de los que gran parte son beneficiarios de “planes sociales” de 150 pesos mensuales. Día a día se incrementan las diferencias y los rechazos entre la Argentina satisfecha y su contraparte. Escribió Platón acerca del amor, que los dioses, celosos de los hombres –que entonces eran hermafroditas– porque pretendían ser como ellos, los separó físicamente en dos partes, que permanentemente se buscaban y, al hallarse, ya no querían separarse más. En nuestra sociedad ocurre algo parecido pero de signo contrario: ella se ha escindido en dos partes que no se quieren encontrar y unir, cada cual haciendo su vida, como si fueran dos sistemas socioeconómicos separados. Incluso un factor de cohesión, como el lenguaje, es distinto en cada lado. A principios de los 1950, varios economistas, ocupados en el desarrollo distinto de los países acuñaron el término economía dual. Entre ellos, el economista Hans W. Singer, hace poco fallecido. Entre las múltiples características de uno y otro sector, señalaba Singer la diferencia de productividad: en el sector moderno, alta productividad y tecnología moderna, y por tanto capacidad exportadora; coexistente con el anterior un sector retrasado, de baja productividad, concentrado en producciones como alimentos y ropa, a menudo de naturaleza primitiva y para uso propio de subsistencia.

Tomado de Página 12, 1/10/06.

PVP - Partido por la Victoria del Pueblo - Frente Amplio - Uruguay