sábado 23 de febrero, 2019

“El mayor peligro para la humanidad está dentro de la reunión del G20”

Publicado el 28/01/19 a las 6:30 am

por Luis Puig

“Pensamos que este proyecto de ley hay que analizarlo en su contexto. En primerísimo lugar quiero deslindar responsabilidad del pueblo argentino en lo que se pueda llegar a votar hoy, porque el pueblo argentino no solicitó ni el G20 ni que vengan tropas a la región. Ese es el primer elemento que me interesaría destacar, porque bastante drama tiene el pueblo argentino con la situación que está viviendo como para agregarle alguna responsabilidad en este tema.

Creo que cuando se habla de brindar seguridad al G20, se omite que el mayor peligro para la humanidad está dentro de la reunión del G20; el mayor peligro para la humanidad está en las decisiones que tomen los gobiernos más poderosos del mundo. Seguramente allí van a estar en juego las condiciones de vida de miles de millones de seres humanos y la condena al hambre y la exclusión de muchísimos de ellos.

Lamento si esto hiere la sensibilidad de algún señor legislador que nos marcaba hoy que no podíamos hablar de lo que implica el G20. Nosotros vamos a hablar de lo que nosotros entendemos que implica el G20. Este Grupo, que es el principal organismo económico-financiero del mundo, la principal institución de modelo económico a nivel global, fue integrado al inicio por las siete potencias económicas: Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá. Más adelante se creó el G7 más uno o G8, cuando ingresó Rusia. Después ingresaron China, India, Brasil, México y Sudáfrica, para luego incorporar a Australia, República de Corea y Turquía. Posteriormente se agregó Arabia Saudita, Argentina e Indonesia, y la Unión Europea participa en carácter de invitada.

Analizando esta situación, lo que se sabe es lo que va a haber. No hay amenazas terroristas desde nuestro punto de vista. Lo que va a haber son movilizaciones populares enfrentando las decisiones que pueda tomar ese Grupo que es absolutamente contrario a la inmensa mayoría de la población mundial. Nosotros nos vamos a sentir identificados, como sé que se van a sentir identificados todos los compañeros y compañeras de mi bancada, con los que estén manifestando contra las disposiciones de esas políticas profundamente antipopulares. De eso no me cabe ninguna duda.

El pedido de ingreso de tropas norteamericanas a nuestro país para situaciones logísticas y de apoyo de seguridad es el centro del proyecto que hoy estamos analizando. Ahora, ¿un Parlamento puede analizar sin tener en cuenta los contextos? Sobre esto no queremos dramatizar en ningún aspecto. No estamos hablando de una invasión ni de nada por el estilo; queremos ser lo más precisos posibles.

Creemos que desde el punto de vista simbólico permitir el ingreso de tropas norteamericanas a nuestro país es un profundo error. Lo decimos con total respeto, con total fraternidad a compañeros que piensan distinto, pero creemos que es un profundo error.

Estados Unidos tiene una concepción muy desarrollada a lo largo de los años. Hace 195 años que definió, con la Doctrina Monroe, que América Latina era zona de influencia de Estados Unidos, y no se quedaron en las declaraciones. Actuaron en consecuencia a lo largo de la historia, los pueblos latinoamericanos y los pueblos del mundo lo han sufrido, y lo sufren al día de hoy. Hace unos años, en la Universidad Autónoma de México, me regalaron cuatro voluminosos ejemplares que detallaban las intervenciones de Estados Unidos en América y me dijeron que el quinto se estaba imprimiendo. Es seguro que no va a ser el último tomo porque, desde aquel momento hasta ahora, han seguido desarrollando esas políticas.

Sería imposible —en el marco de una breve intervención— siquiera titular lo que han sido las intervenciones de Estados Unidos en nuestra América Latina. En 1831, previo a la ocupación británica de las Malvinas, hubo un desembarco norteamericano en esas islas. Hubo un posterior desembarco en el que enarbolaron banderas francesas y, después, ayudaron a las tropas británicas a imponer su jurisdicción en lo que ellos llamaron las Falkland.

Me voy a saltear muchísimos de los aspectos de intervención. En 1901, las fuerzas norteamericanas de ocupación hacen incluir en la Constitución de Cuba la enmienda que establece el derecho de Estados Unidos a intervenir en los asuntos cubanos. También fue forzado el arrendamiento a perpetuidad de Guantánamo, donde hoy tienen esa base de torturas.

En 1903, Estados Unidos estimula la segregación de Panamá que, entonces, era parte de Colombia, y adquiere derechos sobre el canal de Panamá. En 1904, se promulga la Constitución en Panamá, que tiene un apartado que contempla la intervención norteamericana cuando Washington lo crea necesario. En 1905, invaden la República Dominicana. En 1908, intervienen en Panamá. En 1909, un año después, le tocó sufrir la intervención a Nicaragua. En 1914, Estados Unidos bombardea la ciudad portuaria de Veracruz y, en 1915, ocupa Haití.

Podría seguir en forma muy detallada cómo se lleva adelante el relacionamiento entre Estados Unidos y América Latina. En realidad, no concibo que en la situación argentina, con la presencia de tropas que tiene Estados Unidos en todo el continente, le sea necesario tener tropas en Uruguay para asegurar el desarrollo de la cumbre.

Nosotros hemos tratado de aprender de lo mucho que enseñó el general Víctor Licandro a nuestra fuerza política, quien nos habló en extenso de la estrategia de la política exterior norteamericana y de la política militar, la política de expansión. Licandro nos decía que conocía el monstruo desde las entrañas y nos detallaba cómo, durante la Guerra Fría, los ejércitos latinoamericanos se adscribieron a esa estrategia. Creo que esto no se puede separar del análisis que estamos haciendo.

El desarrollo de esta cumbre en Argentina es rechazado por la mayoría de los argentinos. Van a ser multitudinarias las movilizaciones de trabajadores, de jubilados, de estudiantes, de cooperativistas, de gente de los barrios de la capital y de las provincias, de gente de distintos países de América Latina que van a plantear su solidaridad con el pueblo argentino. No hay amenazas terroristas. Lo que va a haber es gente movilizada rechazando las políticas de los poderosos del mundo.

Queremos expresar también nuestra solidaridad con el pueblo argentino, que se va a manifestar en la calle contra la instalación de la reunión del G20. No compartimos que nuestro país dé ese apoyo logístico a las fuerzas armadas norteamericanas. No queremos ni nos corresponde colocarnos medalla alguna. No queremos, con este posicionamiento, decir que somos más antiimperialistas que nadie, porque en mi fuerza política, del primero al último hombre y mujer del Frente Amplio, somos profundamente antiimperialistas. Con independencia de las diferentes posiciones que podamos adoptar esta noche, sé que mi fuerza política está comprome-tida con las causas populares y el latinoamericanismo.

Creemos que los debates hay que darlos en su contexto y, para nosotros, el contexto en el cual se está dando esta presencia de los poderosos del mundo en Argentina va a ser rechazado, por lo que habrá movilizaciones que van a despertar solidaridad en todos los pueblos del mundo y también en el nuestro. Queremos decirlo con mucha sobriedad y con mucho respeto a las diferentes posiciones, pero con una profunda convicción y firmeza. Desde el PVP, el Espacio 567, no avalaremos con nuestro voto el ingreso de las tropas que se ha solicitado. Votaremos en forma negativa este proyecto de ley, tanto en general como en particular.

Se han abierto debates en los cuales se dijo que hay posiciones ideologizadas. Hemos dado fundamentos políticos que podrán compartirse o no, pero para nuestra fuerza política la ideología tiene un componente, y el valor simbólico que puede tener la autorización del ingreso de tropas norteamericanas nos preocupa mucho.

En la realización de esta Cumbre del G20, estamos del lado de los que van a estar manifestando en la calle su rechazo a esta reunión y a las consecuencias negativas que va a tener sobre el conjunto de los países del mundo. Por lo tanto, no vamos a votar este proyecto de ley.”

Artículo publicado en el número 10 de la Revista Compañero /

 

 

 

Deja un comentario



PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==