lunes 24 de junio, 2019

Editorial revista Compañero N.10

Publicado el 07/01/19 a las 7:00 pm

por Daniel Gerhard

¿Qué es un candidato a la presidencia?

Alejados de los diccionarios de ciencias políticas, podemos decir que en estos últimos tiempos es una persona conocida o no, de un partido determinado o no, que se postula ante los electores aspirando (con o sin chances) a ser elegido por los mismos. El candidato se lanza, contando con apoyos previos o buscándolos en el camino. Y si los tiene, estos se sitúan detrás de él, con mayor o menor adhesión, y aspiran a que la elección del candidato le dé sus frutos. El candidato suele tener alguna instancia de intimidad con su público, le cuenta qué lo llevó a lanzarse, cuál es su compromiso, ideas y sentimientos personales son parte del andamiaje del relato, que a simple vista humaniza al candidato, pero bajo reflexión solo desnuda la autorreferencia del proyecto político. Otra característica que se revela cuando se gana la interna: el candidato elige a su vice. Claro que evalúa su fuerza, pros y contras, pero él elige. El esquema funciona igual si se trata de una candidata.

¿Qué es una candidatura a la presidencia?

Una candidatura refiere a un movimiento político, un espacio de ideas articulado, grande o chiquito, mucho más diverso que una coalición de partidos, que en el marco de un contexto electoral busca en su seno a su representante, capaz de sintetizarlo y comunicarlo. Para que sea candidatura, se precisan dos elementos, si bien esta requiere de un/una candidata, esta no surge, no puede surgir de una aspiración personal a dicha titularidad. Puede existir el deseo, pero no parte de él.

La derecha siempre ha tenido candidatos, sin complejos, llegado el momento se van enunciando las aspiraciones a tal condición. Luego se evalúa los apoyos que se reciben, se negocia, se calcula y se mantienen o no en la contienda. La izquierda cada vez más también, pero aún acomplejada se niega a utilizar abiertamente la dimensión de aspiración personal, aunque esta proyecte una sombra más larga que las ideas que se supone defienden. Y las fuerzas de cuyo seno surgen se muestran cautelosas de no herir aspiraciones frustradas. Explicar a un compañero/a que es el colectivo el que propone y elige y que no se aceptan autoproclamaciones hoy genera dudas y sospechas. 

Por qué Oscar es una candidatura

Es una candidatura que surge de un poderoso cóctel de frenteamplistas de izquierda que combinan su mirada crítica al gobierno con la conciencia histórica del momento que exige un cuarto gobierno de Frente Amplio, despojado del simplismo moralista de si se lo merece y cuánto. La procedencia y proyección sindical del Boca amplía sin esfuerzos las fronteras partidarias de la candidatura a la organización social más numerosa y emblemática del país como es el movimiento sindical de nuestro país. La movilización que se viene generando para consolidarla y la excelente asistencia en donde el candidato habla, supera claramente la posibilidad de los sectores que lo apoyan. Pero lo que más caracteriza la candidatura de Oscar Andrade como tal, es el discurso que enuncia. De este destacamos tres puntos.

– La idea de retomar la alianza del Frente Amplio con los movimientos sociales. “Esta candidatura se propone fortalecer los puentes con los movimientos sociales” es de las frases que no faltan en ninguna de sus oratoria. A través de este candidato, un sector del Frente le dice a decenas de miles de personas que hace política por otros medios que valora su opción, la sienten aliada y echa en falta mayor articulación.

– La idea de que esta lucha tiene fuerte raigambre en una historia. El traer la lucha contra el autoritarismo y la dictadura, incluso la historia de las luchas de los años 20 de obreros de antaño, el nombrar desaparecidos de todos los palos, y entablar el lazo directo entre ellos y nosotros hoy, y nuestras luchas hoy, pone a la historia y sus colectivos dentro de la esencia misma de la candidatura. 

– La idea de que el valor de la candidatura es expresar y amplificar estas ideas. Este punto puede tener el sinsabor del traer al oyente o lector que al menos en un principio, no es una candidatura triunfalista. Pero por lo mismo se autentifica la intencionalidad: una candidatura vehículo de otra forma de entender una campaña. ¡El proyecto político, las ideas y una forma de entender la lucha es lo que se ofrece en la contienda electoral! Y toda oreja y conciencia ganada hace exitosa la candidatura. 

Ni inmolarse ni esperar que aclare

Hay dos lugares comunes que debemos erradicar de ese espacio denominado sentido común, que tal vez haya tenido su valor, pero no dando los acontecimientos de la última década. Uno: “no es tiempo de experimentos como están las cosas”. La idea de que ante tanta amenaza (del capital, retracción económica, los gobiernos de Argentina y Brasil)  más vale buscar el centro con un compás y atrincherarse allí no ha resultado exitosa en el último lustro ni en América ni en el viejo continente. Las apuestas por el centro vienen siendo barridas por la derecha. Dos: “para gobernar así que lo haga la derecha”. Hasta quien escribe y critica esta frase se ha encontrado algún día caliente pensándola… pero no, la derecha siempre es más derecha que la izquierda moderada. Y hoy se ve así mismo fortalecida y legitimada y no dudará en conquistar cada palmo del terreno tomado por los avances en derechos, y arrinconando todo lo que pueda la idea de tender una mano al que nada tiene. Por eso reivindicamos este lugar, en el Frente y en su esquina izquierda.

Junto a la candidatura del Boca, el Espacio 567, del cual somos un colectivo de pensamiento, difusión de ideas y para la acción política, nos jugamos todo por:

– UNA DEMOCRACIA SIN CLAUDICACIONES en donde no se deja pasar ningún atropello contra la legal y legítima búsqueda de los desaparecidos, espacios de la memoria y el debido proceso a la hora de juzgar terrorismo de Estado. Estos postulados hoy toman especial significado con el fallecimiento de Luisa Cuesta. Sus seres queridos y compañeros de lucha comenzamos un duro duelo. Pero además, ¿por qué nos deja un sabor tan amargo? Porque Luisa se fue sin saber. La biología le dio una larga espera, su determinación una larga lucha, el pueblo un cambio de gobierno… pero ni tres gobiernos del Frente Amplio, ni la justicia de este país le pudieron decir, “Luisa, ahí está tu hijo”. Cuánta bronca. 

Una Democracia que ensanche su base participativa y discutidora, diversa e inclusiva. Donde la idea de centro y periferia de la ciudad solo represente una dimensión geográfica y no social, una democracia capaz de rezurcir las fracturas expuestas que hoy padecemos. Una democracia donde se afirme el predominio de lo civil sobre lo militar.

– NUEVOS RUMBOS EN LA ECONOMÍA que nos permitan diversificar la matriz productiva y refuerce a los sectores nacionales de la economía, al cooperativismo y la economía social. Hay que avanzar para ello en la distribución de la tierra, en el apoyo a los productores familiares, pequeños y medianos del campo. La economía debe ser un medio para el sano abastecimiento y no herramienta de dominación. Queremos una economía donde entren todos/as, que ponga en el centro la vida y no la mercancía. Para esto, en el desarrollo actual del sistema capitalista, hay que asumir, como reivindicación de la vida que cuidar nuestros ecosistemas y el agua como centro, también es una decisión económica.

– PROFUNDIZAR LAS POLITICAS SOCIALES para un país más integrado que logre cambiar de una vez por todas las desigualdades en acceso a una educación de calidad, salud, vivienda, productos culturales, etc. Conscientes en que esto requiere de más recursos no dudamos en sostener que es hora de gravar al gran capital y terminar con privilegios bochornosos, como los que reciben los dueños de tierras que no las trabajan sino que reciben rentas extraordinarias por solo arrendarlas y sin hacer nada, o privilegios de los altos mandos militares y oficialidad a través de un injusto sistema de retiro y pensiones que pagamos todos y nos cuestan más de 500 millones de dólares anuales. Para este espacio, la Democracia no tolera tantas desigualdades.

– SEGUIR AVANZANDO EN DERECHOS de los/las trabajadores/as, aumentando el salario mínimo y poniendo foco allí donde se agudiza la desocupación, como en las mujeres, los jóvenes y el norte del país. Además mantenemos nuestro compromiso por una ley contra las tercerizaciones. También hay que reconocer que para que las leyes se hagan carne estas requieren recursos, en este caso es prioridad que lo reciban la Ley Integral Basada en Género y el Sistema Nacional de Cuidados. 

– AFIRMAR NUESTRA VOCACIÓN LATINOAMERICANA Y ANTIIMPERIALISTA es una opción ética y estratégica en este mundo de bloques sociopolíticos y económicos. Defender nuestra soberanía y tender puentes a nuestros países hermanos debe ser nuestra contribución en este contexto de crecimiento de las bases militares en países con gobiernos alineados al poder imperial.

Todos los años son tiempo de lucha política. El año que viene esta tendrá una faceta electoral, y no nos encontrará titubeando. Te convocamos a sumar esfuerzos para defender e impulsar viejas y nuevas banderas.

Nos vemos en la calle.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==