Miércoles 26 de Julio, 2017

Que se vaya la Corte

Publicado el 14/02/13 a las 11:24 pm

SCJ
Por Roger Rodriguez.

Uno, a veces teme que la pasión le enturbie la racionalidad. Uno conoce la incidencia de las letras atadas en palabras que forman frases y trasmiten datos e ideas. Uno tiene que ser  entonces muy responsable, por uno y por los demás. Y uno trata, pero a veces… A veces la pasión importa tanto como la racionalidad y una buena puteada dicha en el momento preciso hace que uno y los demás reflexionemos y actuemos.

Hecha la prevención, le digo a facebook  (que me lo pregunta) y a ustedes que me leen, que no siento bronca por el homicidio jurídico y profesional que acaban de cometer los cinco miembros de la Suprema Corte de Justicia con el traslado compulsivo de la jueza Mariana Mota. Siento rebeldía al confirmar que el Poder Judicial uruguayo todavía no salió de la dictadura y es convenientemente sumiso al poder político.

El 11 de setiembre de 2011, durante el 3º Encuentro Latinoamericano por Memoria, Verdad y Justicia, expusimos sobre la cultura de la impunidad., que sigue siendo el tema de fondo en nuestra sociedad.(http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/la-incultura-de-la-impunidad/233142303403829)

El 7 de octubre de 2011 en Caras&Caretas señalabamos las implicancias del tema de las prescripciones y exponíamos quiénes eran los cinco ministros de la Suprema Corte de Justicia que definían el tema. (http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/decisi%C3%B3n-de-cinco/245775498807176)

El 13 de abril de 2012 en otro artículo periodístico, intentabamos contextualizar los ataques que recibía la jueza Mariana Mota por sus declaraciones en Página 12 y el procesamiento del coronel Carlos Calcagno.(http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/justicia-muda/358004970917561)

El 15 de junio de 2012 dabamos cuenta de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de quitarle a Mota el expediente Perrini, cuando era evidente una sentencia con el procesamiento del general Barneix y otros.(http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/supremo-corte/400883686629689)

El 24 de agosto de 2012 nos referíamos al rol que estaba cumpliendo el Tribunal de Apelaciones de 4ª Turno, creado especialmente por la Suprema Corte de Justicia para intervenir en derechos humanos (http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/el-codo-de-la-justicia/429710983746959)

El 14 de diciembre de 2012, escribíamos un resumen de lo ocurrido durante el año y cómo se había logrado paralizar casi la totalidad de las causas judiciales sobre crímenes de lesa humanidad. (http://www.facebook.com/notes/roger-rodriguez/el-a%C3%B1o-del-catenaccio/474724622578928)

Repaso las crónicas sobre los hechos que se han sucedido en los últimos dos años, y me siento el narrador que en las cartas de Ángela Vicario va explicando el anunciado asesinato de Santiago Nasar. La jueza Mota no abjuró ante la Santa Inquisición aunque le ofrecieron ser perdonada como Galileo. Su Eppur si move fue insistir en declarar que la dictadura cometió crimenes de lesa humanidad imprescriptibles.

Por eso, Mota no necesitaba de la Ley 18.831 que el Parlamento aprobó con recelo el 27 de octubre de 2011. A ella le bastaron las normas y convenciones internacionales y su razón fue confirmada por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Estado uruguayo en el caso de desaparición de María Claudia García de Gelman, ampliado a todos los casos de desaparición forzada.

Pero en estos tiempos de impunidad, a Mota la condenan como a Giordano Bruno y, también en un mes febrero, puede repetir su frase “Temblais más vosotros al anunciar esta sentencia que yo al recibirla”. Porque quienes han quedado en el más absoluto descrédito son los cinco miembros de la Suprema Corte de Justicia que con su actuación no dan garantías ni a la ciudadanía ni al sistema democrático.

Hablamos con la jueza Mariana Mota (en una nota que se publica este viernes) y nos confesaba su propia sensación de frustración ante la actitud del sistema judicial. El temor de los jóvenes de no ascender y el miedo de los viejos de no retirarse en un cómodo tribunal de apelaciones. Nos dijo de la necesidad de cambiar el sistema de designación y traslado de jueces, hoy bajo la discrecionalidad de la Suprema Corte.

Por todo esto, con desapasionada racionalidad, le digo a facebook y a ustedes, que se tienen que ir. No un “que se vayan todos”, simplemente que se vayan estos, que ya cumplieron la tarea encomendada (¿o aún deben reimponer la prescripción?). Los señores  Jorge Ruibal Pino, Jorge Larrieux, Jorge Chediak, Julio Chalar y Ricardo Pérez Manrique deberían renunciar a la Suprema Corte de Justicia. No son creíbles.

También pienso que el sistema político uruguayo, el actual gobierno en particular, debería dejar de jugar con la impunidad de su propio poder, porque también hace correr riesgos de credibilidad al sistema y no solo a su partido político ante su base de votantes. Pienso que quizás, sea tiempo de renovar el contrato social y discutir las reglas de un juego, sucio en cultura de impunidad, que necesariamente es en serio.

Nota de Roger Rodríguez colgada en su perfil de Facebook.

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==