jueves 23 de noviembre, 2017

Gaza: preguntas y respuestas

Publicado el 10/01/09 a las 12:00 am

Por Emir Sader

i) La cuestión de fondo de los conflictos en Palestina es el veto de los Estados Unidos y la oposición militar de Israel contra la resolución de la ONU del derecho a la existencia de un Estado de Israel y de un Estado Palestino. El Estado israelí existe, pero los Estados Unidos – con su veto en el Consejo de Seguridad – e Israel, con la ocupación de los territorios palestinos, impiden que la resolución de la ONU sea puesta en práctica – única solución justa y con posibilidad de promover una paz duradera en la región.

ii) En las elecciones más democráticas de toda la región – según el informe de la propia Fundación Carter –Hamas fue electo. Las potencias occidentales promovieron el boicot, junto con Israel, desconociendo la voluntad expresa de los palestinos. Esa es la raíz más inmediata de los conflictos actuales.

iii) Si Hamas es considerado una organización terrorista y nunca invadió territorios israelíes, ¿cómo debe ser considerado el Ejército de ocupación israelí?

iv) La teoría de las “guerras humanitarias” de la OTAN , formulada por Tony Blair, promovió el bombardeo y la intervención en Yugoslavia, acusada de promover una limpieza étnica.¿ No se aplica la mismísima teoría a Israel?

v) ¿Qué se debe hacer para que Israel pare la “carnicería” – la expresión es de Lula – en Gaza?

vi) La ruptura de la tregua no fue hecha por Hamas, sino por Israel, que en noviembre mató a 6 dirigentes de la organización.

vii) El presidente de la Unión Europea , presidente de la República Checa , dijo que “la acción de Israel es defensiva” (sic). Argumento similar utiliza la corriente revisionista de la historia alemana, que alega que los campos de concentración del nazismo fueron una acción preventiva (sic) en relación a la represión bolchevique en la URSS.

viii) Latesis central del sionismo es la de que Israel es un pueblo elegido, según su interpretación de los textos religiosos. Esta viene de mucho antes del nazismo. De ahí que el holocausto sufrido en la Alemania no podría ser comparado con nada. Esto es, el sufrimiento ajeno, inclusive el perpetrado por ellos, nunca es igual al de ellos. Tiene en común con los Estados Unidos la tesis de que seria un pueblo predestinado para rescatar a la humanidad de la barbarie, imponiéndole su sistema político, fundado supuestamente en la libertad.

ix) cualquier lugar, según ellos, – en las mezquitas, en las escuelas, en los hospitales, etc. – podrían estar escondidas bombas y militantes de Hamas. La Universidad atacada sería antro de profesores y estudiantes de Hamas. Atacan todo con la misma visión norteamericana en Vietnam: habría que sacar el agua (el pueblo) de los peces (los militantes). Así buscaron destruir a Vietnam entero, con bombas napalm y bombas terrestres, que hasta hoy los vietnamitas todavía están retirando.

x) Corre por ahí un argumento vergonzoso de defensa de la carnicería israelí, preguntando que haría Brasil si un país fronterizo – algunos se atreven a mencionar a Uruguay – amenazara la existencia de Brasil, sugiriendo que deberíamos hacer con nuestro vecino del sur lo que Israel hace con los palestinos en Gaza: una guerra de exterminio. En primer lugar, Brasil no ocupa ningún otro país y si algún gobierno aventurero intentara hacerlo, no tendría ninguna posibilidad de conseguir el consenso interno que Israel obtiene para hacer la guerra contra los palestinos, hay fuerzas democráticas internas que lo impedirían. Fue preciso que existiera una feroz dictadura militar para poder mandar las tropas para la República Dominicana , junto con las de los Estados Unidos, para ahogar un movimiento democrático en aquel país. En segundo lugar, Uruguay, país de muy larga tradición democrática, nunca significaría un riesgo de extinción para Brasil, ni ningún otro vecino.

Es un sofisma ese argumento, de la misma forma que el de Obama visitando Israel en la campaña electoral, cuando dijo que si amenazasen a sus hijas durmiendo en su casa, se permitiría cualquier acto de agresión para defenderlas. Su silencio actual demuestra cómo las hijas de los israelíes son privilegiadas en relación a las de los palestinos, que ocupan diariamente la prensa, heridas, aterrorizadas o en las morgues, esperando lugar para ser enterradas. Quien hoy no se indigna delante de la masacre israelí y se refugia en el silencio o en sofismas, perdió la humanidad hace mucho tiempo.

xi) Se puede hacer todo con los misiles, menos sentarse encima de ellos (para adaptar la fórmula clásica a la época de los misiles, antes eran bayonetas). Esto es, una victoria militar puede ser perdida políticamente por Israel. En Vietnam también la proporción era de una víctima norteamericana por 10 o 100 vietnamitas (allá también se mataba indiscriminadamente y se decía que eran guerrilleros; todo muerto se transformaba en guerrillero). En algún momento se tendrá que establecer un nuevo acuerdo político y ¿qué acuerdo Israel cree posible con el odio que genera la carnicería que está produciendo y con el repudio de la opinión pública internacional?

xii) Ningún pueblo del mundo que oprime a otro, podrá vivir en paz. Israel nunca tendrá paz, hasta que los palestinos tengan el mismo derecho que ellos – poseer un Estado soberano.

xiii) Más que nunca los judíos de izquierda, progresistas o simplemente pacifistas, los que no están de acuerdo con la masacre de Israel contra el pueblo de Gaza, tienen que manifestarse, para que no se generalice la justa condena de Israel y del sionismo, con la totalidad de los judíos.

xiii) Yo no tengo raíces islámicas, a pesar de mi nombre. Soy hijo de libaneses maronitas/católicos. Mi identificación con los palestinos hoy es la misma que tuve – como tantos – con los vietnamitas. Hoy, SOMOS TODOS PALESTINOS.

Tomado de www.rebelion.org, 8/01/2008
Traducción www.insurrectasypunto.org
Fuente original: www.cartamaior.com.br

PHVsPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfYWRzZW5zZTwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkXzMwMF9pbWFnZTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cud29vdGhlbWVzLmNvbS9hZHMvd29vdGhlbWVzLTMwMHgyNTAtMi5naWY8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF8zMDBfdXJsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfMTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS80eDAxLmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvNHgwMi5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV8zPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhLzA5LmpwZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX2ltYWdlXzQ8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC90aGVtZXMvZ290aGFtbmV3cy9pbWFnZXMvY29tcGEvMTAuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfaW1hZ2VfNTwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3RoZW1lcy9nb3RoYW1uZXdzL2ltYWdlcy9jb21wYS8xMS5qcGc8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF9pbWFnZV82PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2NvbXBhL3RyYW5zLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF8xPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzI8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfMzwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2FkX3VybF80PC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5PC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWRfdXJsXzU8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXk8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19hZF91cmxfNjwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Fkc19yb3RhdGU8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYWx0X3N0eWxlc2hlZXQ8L3N0cm9uZz4gLSByZWQuY3NzPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fYXV0b19pbWc8L3N0cm9uZz4gLSBmYWxzZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX2ltYWdlPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvdGhlbWVzL2dvdGhhbW5ld3MvaW1hZ2VzL2JhbmRlcmFfcHZwLnBuZzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2Jsb2NrX3VybDwvc3Ryb25nPiAtIGh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NlbnRlcmVkPC9zdHJvbmc+IC0gdHJ1ZTwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2NvbnRlbnRfZmVhdDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19jb250ZW50X2xlZnQ8L3N0cm9uZz4gLSB0cnVlPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fY3VzdG9tX2Nzczwvc3Ryb25nPiAtIDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2N1c3RvbV9mYXZpY29uPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy5wdnAub3JnLnV5L3dwLWNvbnRlbnQvd29vX3VwbG9hZHMvMy1mYXZpY29uLmljbzwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2ZlYXR1cmVkX2NhdGVnb3J5PC9zdHJvbmc+IC0gRGVzdGFjYWRhcyBIb21lPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fZmVlZGJ1cm5lcl91cmw8L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvZmVlZDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2dvb2dsZV9hbmFseXRpY3M8L3N0cm9uZz4gLSA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9kaXNhYmxlPC9zdHJvbmc+IC0gZmFsc2U8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV9oZWlnaHQ8L3N0cm9uZz4gLSA1MDA8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19pbWFnZV93aWR0aDwvc3Ryb25nPiAtIDUwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX2xvZ288L3N0cm9uZz4gLSBodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy80LWJhc2UuanBnPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fbWFudWFsPC9zdHJvbmc+IC0gaHR0cDovL3d3dy53b290aGVtZXMuY29tL3N1cHBvcnQvdGhlbWUtZG9jdW1lbnRhdGlvbi9nb3RoYW0tbmV3cy88L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19wb3B1bGFyX3Bvc3RzPC9zdHJvbmc+IC0gU2VsZWN0IGEgbnVtYmVyOjwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3Jlc2l6ZTwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaG9ydG5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSB3b288L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb19zaW5nbGVfaGVpZ2h0PC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc2luZ2xlX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMTUwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fc3Vja2VyZmlzaDwvc3Ryb25nPiAtIHRydWU8L2xpPjxsaT48c3Ryb25nPndvb190aGVtZW5hbWU8L3N0cm9uZz4gLSBHb3RoYW0gTmV3czwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX2hlaWdodDwvc3Ryb25nPiAtIDIwMDwvbGk+PGxpPjxzdHJvbmc+d29vX3RodW1iX3dpZHRoPC9zdHJvbmc+IC0gMjAwPC9saT48bGk+PHN0cm9uZz53b29fdXBsb2Fkczwvc3Ryb25nPiAtIGE6Mjp7aTowO3M6NTU6Imh0dHA6Ly93d3cucHZwLm9yZy51eS93cC1jb250ZW50L3dvb191cGxvYWRzLzQtYmFzZS5qcGciO2k6MTtzOjU4OiJodHRwOi8vd3d3LnB2cC5vcmcudXkvd3AtY29udGVudC93b29fdXBsb2Fkcy8zLWZhdmljb24uaWNvIjt9PC9saT48L3VsPg==